Los economistas de Itaú Macro Latam, una vez más, revisa­ron al alza su previsión de inflación para el 2021, hasta el 5,4% (desde el 4,5% de su previsión anterior), tras la reciente sorpresa alcista de la inflación. El informe señala que los elevados precios de las materias primas (alimentos y energía) están impulsando la inflación al alza, aunque esto se ve mitigado en parte por una brecha del producto aún negativa.

El informe indica que el IPC, una vez más, sorprendió y aumentó 0,9% mes a mes en agosto, presionado por alimentos (principalmente precios de la carne debido a los mayores precios de las materias primas y la sequía local), los precios de los com­bustibles y los bienes durade­ros (asociados con la reciente depreciación del tipo de cam­bio). Como resultado, la infla­ción anual general alcanzó el 5,6% en agosto (desde el 5,2% en julio), mientras que el IPC subyacente se situó en el 5,0% (desde el 4,5%).

Debido a las crecientes pre­siones inflacionarias, ahora los economistas esperan que el Banco Central del Paraguay (BCP) incremente el ritmo de subas de tasas, con un movi­miento de 50 pb en sus reunio­nes de setiembre y octubre, antes de volver a un ritmo de 25 pb. Así, la tasa de política alcanzaría un nivel de 2,50% en diciembre (en compara­ción con nuestro escenario anterior de 2,00%). La mejora de la actividad económica también respalda aumentos de tasas más rápidos.

DÓLAR

Asimismo, revisan al alza el pronóstico de divisas para fines del 2021, a G. 6.900 el dólar, desde 6.700 en el esce­nario anterior, en línea con su revisión reciente para el real brasileño.

“Esperamos un fuerte supe­rávit en cuenta corriente (3,7% del PIB) y un superávit comercial (US$ 2,3 mil millo­nes) este año, respaldado por los altos precios de las mate­rias primas (principalmente la soja)”, señala el informe.

Finalmente, proyectan un déficit fiscal de 4,0% para este año, en línea con la meta oficial. El repunte de la acti­vidad debería proporcionar suficientes recursos para cumplir con la meta de déficit fiscal, a pesar del paquete de alivio fiscal aprobado recien­temente.

DESTACAN PAQUETE APROBADO

El Congreso aprobó un paquete de estímulo fiscal para mitigar el impacto nega­tivo de covid-19 en la econo­mía este año. El plan incluye gastos por US$ 365 millones (alrededor del 1% del PIB), que se financiarán principal­mente con la reciente asig­nación de DEG del Fondo Monetario Internacional (US$ 250 millones).

En tanto, el déficit fiscal nominal acumulado en los últimos 12 meses cayó a 3,8% en agosto, desde 4,0% en 2º trimestre del 2021 y 5,4% en 1er trimestre del 2021, prin­cipalmente por una recupe­ración de los ingresos tota­les (mayor actividad que el año pasado) y una reduc­ción de los gastos de capital y de gastos relacionados con covid-19.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar