Las empresas y acti­vidades dedicadas a la importación se muestran con buenas seña­les de recuperación, luego del incremento del 21% durante el primer semestre del año, en comparación con el anterior del 2020, cuya tendencia se estaría mejorando para este segundo período del 2021. Así lo señaló el presidente del Centro de Importadores del Paraguay (CIP), Elzear Salemma, al ser consultado por La Nación sobre las previ­siones del sector de importa­ciones para lo que va del año.

“Ya en el primer semestre tuvimos un aumento, y nor­malmente en el segundo semestre se incrementa más porque en Paraguay este período es más fuerte en cuanto a las compras para fin de año, ya que ahora es el momento en que tenemos que mover esas transacciones que van a venir de China, Panamá u otro mercado”, expresó Salemma.

Hay que mencionar que el valor total de las importa­ciones alcanzó US$ 5.399,9 millones de enero a junio, según datos del Banco Cen­tral del Paraguay (BCP), y que el mes de junio tuvo una par­ticipación mayoritaria.

Es así que con base en los datos estadísticos del reciente período, la previsión para el siguiente semestre es que el aumento sea mayor, con una estimación promedio de cerca del 30%, mencionó.

COMPORTAMIENTO DEL MERCADO

Dicho comportamiento se estaría dando por dos razo­nes, dijo; por un lado porque el mercado local y la econo­mía en general están más “animados”, debido a la cam­paña de vacunación que está comenzando a generar espe­ranza en una población que quiere y necesita ser inmuni­zada contra el virus del covid-19 para seguir con un curso similar al menos al período prepandemia.

Ya con la aplicación de las dosis necesarias, el mercado estaría retomando su com­portamiento, con comercian­tes y empresarios que esta­rían volviendo a su negocio, o ese que estaba esperando para inaugurar su local, las construcciones de muchos proyectos tomarán forma, y todo esto generará un mayor volumen de importación.

Y por otro lado, el segundo factor es que para la segunda mitad del 2020, muchas de las importaciones tuvieron que cancelarse, teniendo que que­darse con el stock anterior que fue lo que vendieron, ya que el mercado seguía consu­miendo, y necesariamente se tendrá que reponer las mer­caderías, más aún porque la economía está demostrando signos de repunte, explicó el titular del CIP.

Por lo tanto, ambos facto­res mencionados son los que repercutirán en los buenos de estos seis meses más que le sobran al 2021, demostrando así a la vez la recuperación del consumo, no aún como qui­sieran, pero ya es de impor­tancia, precisó Salemma.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar