Las condiciones de nave­gabilidad de los ríos siguen complicadas, situación que preocupa de sobrema­nera al Centro de Armado­res Fluviales y Marítimos (CAFyM), ya que las previ­siones de la bajante tienden a que se extienda hasta el mes de setiembre.

El directivo del CAFyM, Juan Carlos Muñoz, conversó con la radio 800 AM y en térmi­nos generales mencionó que temen pérdidas superiores a las del año anterior, cuando en plena pandemia y también una bajante pronunciada de los ríos Paraguay y Paraná los llevó a una merma de más de US$ 100 millones.

“Tuvimos reunión de la comi­sión directiva y nos preocupa principalmente la situación de la zona norte. Quisiéramos tener buenas noticias, pero lastimosamente la situación sigue igual y así se mantendría hasta setiembre”, expresó.

Agregó que la situación no es buena, ya que cuando el nivel del río baja considerable­mente, las barcazas no pue­den transportar las cargas ideales, por lo que deben lle­var menos y generándose así sobrecostos o incluso algu­nas embarcaciones quedan varadas.

“Esto implica para noso­tros mucho menos carga, la afectación puede ser mucho mayor en comparación al año pasado y es un combo muy preocupante, porque cree­mos que este año la pérdida será mucho mayor”, añadió.

Si bien se realizan los draga­dos correspondientes, tales acciones no son suficientes ante la falta de lluvias y las condiciones siguen iguales en toda la extensión de los ríos, al igual que entre Rosario y el Río de la Plata, acotó.

APERTURA DE COMPUERTAS

La operación “Ventana de agua” implementada por las binacionales a mitad de junio pasado permitió el desalijo de 80.000 toneladas de soja varadas sobre aguas del río Paraná, sin embargo, a pesar de la maniobra aún quedó un remanente de 45.000 tone­ladas que no pudieron ser transportadas aprovechando la apertura de las compuer­tas de las represas, destacaba el informe de comercio exte­rior de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comer­cializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

Pese a mantenerse los problemas de navegabilidad, al mes de mayo se pudieron exportar 3.309.619 toneladas de soja en grano, frente a las 3.144.249 reporta­das en el mismo periodo de la zafra pasada; es decir, en el pre­sente periodo se envió un 5% más, que se traduce en 165.190 toneladas. “Ventana de agua” favoreció la salida de soja varada generada por las condi­ciones adversas de navegabili­dad de los ríos, especialmente del río Paraná..

Dejanos tu comentario

19H

¿Cuál podría ser la solución ante la ola de inseguridad que azota al país?

Click para votar