En la zona de las Tres Fronteras se sigue esperando la llegada de una fuerte lluvia ante la preo­cupante bajada del río Paraná. Hasta la fecha, en algunos pun­tos se registra un descenso de 17 metros, dejando incluso a varias barcazas varadas.

A todo esto se suma que se encuentran tres hidroeléctricas, entre ellas las más importantes del Para­guay, Yacyretá e Itaipú, que se podrían ver afectadas. “Esto hace que la producción ener­gética se vea afectada en forma muy importante”, afirmó en entrevista con canal GEN Ale­jandro Max Pastén, gerente de Pronósticos Hidrológicos de la Dirección de Meteorología e Hidrología (DHM).

Destacó que el río Paraná se caracteriza por tener mucha fuerza, pero que ante un evento de lluvia muy importante sube rápidamente y en cierta forma es manejado por las repre­sas que están a lo largo de su cauce. “Ambos ríos (Paraguay y Paraná) están afectados por la sequía y tenemos un impacto bastante importante; las llu­vias son deficitarias desde hace un buen tiempo”, pun­tualizó.

Esta sequía sigue a las que ya se presentaron desde el año pasado; en el 2020 se tuvo un récord mínimo en ambos ríos. “Las lluvias registra­das no pudieron satisfacer la demanda de ambos ríos y ahora nuevamente estamos ante un evento extremo”, indicó.

Dejanos tu comentario

23H

¿Experimenta incrementos de precios de los productos de la canasta básica familiar?

Click para votar