Recientemente, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advertía sobre el alto endeu­damiento en América Latina, y de peligros de enfrentar apalancamiento creciente o la capacidad de endeuda­miento, el cual puede reper­cutir en una vulnerabilidad financiera. Sin embargo, Paraguay continúa aumen­tando su nivel y con un creci­miento en el 1er. bimestre del 2021 ya alcanza el 35,6% del producto interno bruto (PIB).

La deuda pública del país cre­ció 6% al cierre de febrero, en comparación con el monto registrado al término del 2020. El informe, que nor­malmente es publicado con rezago por el Ministerio de Hacienda, indica que el pasivo total del Estado paraguayo trepó a US$ 12.923 millones al culminar el 2º mes de este año. En diciembre del 2020, el compromiso total del país llegó a US$ 12.212 millones. Este monto de la deuda al cie­rre de febrero se acerca cada vez más al límite del rango sostenible, que sería una deuda equivalente al 40% del PIB, según organismos inter­nacionales.

En tanto, el Directorio Ejecu­tivo del FMI había presentado a principios de marzo pasado la Consulta del Artículo IV sobre Paraguay, pronosti­cando que la deuda pública seguirá en crecimiento cons­tante, tanto este como el año que viene, pero el nivel ya fue superado en solo dos meses del 2021. El organismo mul­tilateral avizoró que el nivel de deuda pública llegaría en este 2021 solo al 35,4% del producto interno bruto (PIB), mientras que para el próximo 2022 estaría incluso en 36,3% del PIB, unos US$ 13.898 millones. De la deuda total a febrero del 2021, el 85,5% corresponde a compromisos asumidos por el Estado con acreedores internacionales, ya sea mediante la colocación de bonos, toma de créditos de organismos multilaterales y bilaterales, etcétera.

Dejanos tu comentario

23H

¿Experimenta incrementos de precios de los productos de la canasta básica familiar?

Click para votar