El sistema financiero mantiene su solven­cia adecuada pese al contexto de incertidumbre, destaca la consultora Mentu, en base al Informe de Estabi­lidad Financiera (IFI) divul­gado por el Banco Central del Paraguay (BCP).

“En el 3er tri­mestre del año los indicadores de solvencia financiera supe­ran los requerimientos míni­mos de suficiencia de capital: el ratio de capital principal sobre activos y contingen­tes ponderados por riesgo se ubicó en 14,6%, mientras que el ratio de capital regulatorio sobre activos y contingentes ponderados por riesgo fue de 19,2%, siendo los míni­mos exigidos de 8% y 12%, respectivamente”, explica.

Las pruebas de tensión rea­lizadas tanto a bancos como financieras demuestran que el sistema financiero man­tiene una posición de solven­cia adecuada, tras simular shocks externos, aunque con baja posibilidad de ocurren­cia. En el contexto del covid-19, los indicadores de profun­dización financiera, medida por las relaciones de créditos y depósitos sobre el Producto Interno Bruto (PIB), se incre­mentaron interanualmente por el ritmo de los préstamos mayor al de la actividad y la opción de las entidades por recurrir al fondeo tradicional a través de los depósitos, a las que se sumaría la preferencia de los agentes por mantener su capital disponible.

Por otro lado, el BCP señala que desde el último IEF publi­cado en mayo del 2020, el escenario externo relevante para Paraguay permaneció complejo dado el deterioro de la economía global y, en especial, el de las economías de los países vecinos, a conse­cuencia del impacto generado por la pandemia. A su vez, las perspectivas de crecimiento fueron revisadas a la baja para las economías emergentes y en desarrollo desde la última publicación del informe.

Dejanos tu comentario

14H

¿Mario Abdo debería hacer más cambios en su Gabinete?

Click para votar