La era de los medios de pago se encuentra en auge debido a las distintas plataformas que ofrecen desde agilidad, simplificación, otros beneficios y, por sobre todo, la seguridad que representan y deben tener para conquistar a los usuarios.

Los pagos con QR, que son la nueva tendencia, están acaparando el mercado local desde su desembarco hace ya un tiempo, con muchas ventajas tanto para los usuarios así como para los negocios comerciales o de servicios.

Pero el principal plus que presenta este sistema es la seguridad como elemento clave y como una de las varias garantías, que es el segmento en el que se invierten más recursos a la hora de desarrollar tecnología actualmente.

Lea también: CIP entabló alianza con gremios comerciales a nivel país para cooperar con la formalización

En similar contexto, hablando de la era actual, no es menos relevante hablar en primer lugar de la seguridad sanitaria, pues los pagos con QR hacen que durante la transacción no exista contacto físico o contacto directo con objetos de pago entre el cajero y el usuario, lo que lo hace sumamente seguro en el aspecto sanitario.

Todos los productos digitales de pago como contactless, wallets, que son las billeteras electrónicas, y los pagos a través de QR cuentan con altos estándares de seguridad al igual que todos los productos y servicios avalados por la compañía local que los hace posible, Bancard.

Para ello existe todo un protocolo de utilización y reconfirmación personal de las transacciones que hacen igualmente seguras las compras con estos productos.

A nivel local existen aproximadamente más de 30 mil comercios con la opción de pago con QR. Foto: Gentileza.

Encriptado con el teléfono

En el caso de los pagos QR supone una gran ventaja debido a que cuentan con el protocolo de encriptación propio del teléfono, además de las medidas de seguridad biométricas con las que cuentan los mismos dispositivos. Lo que significa que, aunque se pierda el teléfono o fuese robado, no se podrá acceder al dinero sin desbloquear el aparato.

Las aplicaciones financieras locales que desarrollaron la capacidad de pago con QR también cuentan con estrictos protocolos de seguridad a la hora de hacer efectivo un pago, con la confirmación de pin, huellas, etcétera.

Básicamente, con la tecnología QR, las personas puedan pagar desde sus celulares con sus cuentas, tanto bancarias como virtuales, de una forma rápida, segura y sin contacto.

Puede interesarle: Extienden plazo para postulación al Reconocimiento ODS Paraguay

Pasos sencillos

Para pagar con QR, los pasos son bastante sencillos; el usuario debe comentar al cajero que quiere pagar con QR, luego se ingresa el monto de la compra y en la pantalla del POS o mini-POS sale el código QR que debe ser escaneado por el usuario a través de la app de su preferencia, banco, financiera, cooperativa, Pago Móvil o Zimple y listo, transacción aprobada.

Los clientes tienen la opción de pagar desde sus apps, con débito, crédito, cuenta y billetera. Hasta la fecha se han realizado más de 90 mil transacciones a un año de la implementación del QR y solo en el mes de julio se pagó 46% más con QR que junio de este mismo año.

Existen alrededor de 15 bancos, financieras y cooperativas que ya tienen dentro de sus apps la opción de pago con QR. En esta misma línea, se espera que más entidades se sumen para que cada vez más usuarios puedan operar mediante pagos con códigos QR.

Certificaciones de seguridad

Cada año, Bancard obtiene la revalidación de las certificaciones de seguridad, en sus últimas versiones como en PCI Data Security Standard, PCI Card Production y PCI PIN Security, con lo que se garantiza la protección de datos de los titulares de tarjetas de crédito como de débito. La compañía lleva 33 años invirtiendo año a año para contar con la mejor tecnología y brindar servicios de clase mundial, al igual que cualquier país con la economía más desarrollada.

Hay que mencionar que Bancard cuenta con un centro de monitoreo operativo y transaccional que rastrea en tiempo real todas las operaciones que pasan por la red, y utiliza tecnologías de inteligencia artificial y machine learning, los cuales van aprendiendo de los hábitos de los consumidores y comercios.

Esto significa que al detectarse algún patrón inusual como por ejemplo un monto muy alto o un comportamiento del usuario que no lo había hecho antes, se puede llegar a bloquear la transacción y en otros casos se generan alertas hacia las entidades emisoras de la tarjeta para contacto con el usuario.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar