El presidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (CAFyM), Esteban Dos Santos, habló acerca de la problemática actual que afecta al sector, con relación a la pronunciada bajante de los ríos Paraguay y Paraná.

En ese sentido, el representante del gremio señaló que efectivamente impacta de gran manera al sector de armadores, ya que se da en ambas cuencas, y sostuvo que no es algo imprevisto, pues ya se sabía que esto se iba a dar al ser un fenómeno cíclico.

Lea también: Paro de camioneros: “El perjuicio económico es enorme”, dice vicepresidente de la UIP

“Desde hace tres años venimos alertando al Gobierno sobre la situación que hoy tenemos en ambos ríos, porque seguimos los pronósticos meteorológicos internacionales, y ya indicaban un régimen de sequía para un periodo de 5 años aproximadamente, que arrancó en el 2018”, expresó Dos Santos en comunicación con Universo 970 AM y GEN.

Aún quedan unos tres años más aparte del actual, teniendo en cuenta que estos periodos son cíclicos, que van de entre siete a diez años, que se suele dar con régimen de inundaciones, seguido de un periodo de transición de normalización, y luego otro periodo de siete a diez años de sequía, explicó Dos Santos.

Dragado

En cuanto a las medidas que se pueden aplicar, y en lo que compete al sector naviero, que es en el tema de la navegación, desde el 2012 están trabajando en programas de dragado de los ríos, con una primera licitación que realizó la obra, y este año igualmente se iniciaron tres tramos de dragado en el río Paraguay.

Tales tramos son entre Asunción y la confluencia del río Paraguay con el Paraná, el segundo es desde Asunción hasta Concepción y el tercer tramo desde Concepción hasta la desembocadura del río Apa.

Puede interesarle: Destacan importancia de la interconectividad para el Corredor de la Exportación

“Lo que nosotros necesitamos realmente es mayor agilidad, hace unas semanas atrás se promulgó una ley de emergencia hídrica que otorga unos US$ 22 millones para las obras de dragado, el 70% del presupuesto para el río Paraná, pero hasta ahora no sabemos cómo se va a administrar este fondo, ni si se va a hacer una ampliación de los contratos ya en ejecución o con nuevos llamados”, agregó.

Es así que precisan de mayor claridad, teniendo en cuenta que el llamado a licitación viene muy retrasado, ya tenía que haberse hecho en el 2019, pero se lanzó en setiembre del 2020 y adjudicó a finales de año para comenzar recién las obras en abril de este 2021, acotó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar