Desde el Centro Azucarero Paraguayo manifestaron un total rechazo al clima de permisibilidad existente en el país, que permite que se sigan dando casos de megacargas en el tráfico de drogas, perjudicando enormemente a sectores trabajadores formales.

Es lo que manifestó el secretario del Centro Azucarero, Ariel Felippo, en contacto con la 650 AM, al tiempo de instar a las autoridades y a la población a reaccionar y buscar a los responsables.

“El clima de permisibilidad hace que pase esto. El gobierno debe hacer sentir la fuerza para que no vuelva a ocurrir”, expresó con relación a la incautación récord de 3.400 kilos de cocaína que fueron escondidos en paquetes de azúcar, y encontrados en un depósito de Fernando de la Mora.

Lea también: “Las heladas le hacen un daño terrible al trigo y al maíz”, señaló el titular de Capeco

Afirman que la falta de acción pone en riesgo todo el trabajo del sector azucarero y de la imagen país. Foto: Archivo.

Inacción pone en riesgo al país

Así mismo, indicó que el enfoque de acción debe cambiar, ya que está produciendo un efecto negativo que ya recorre todo el mundo, poniendo en riesgo todo el trabajo que se está haciendo desde el sector al igual que otros.

“Se está ensuciando el nombre del país con el tráfico de estupefacientes a través de camiones de azúcar. El azúcar es un producto que tiene un impacto mundial tremendo, unas 1.250 personas viven de esto en el Paraguay”, agregó Felippo.

En ese sentido, mencionó que el perjuicio es enorme, pues ya recibieron información desde los Estados Unidos, además de lo complicado que ya se presenta el contexto comercial, de que las autoridades norteamericanas estarán fiscalizando todo tipo de cargamento procedente desde el país, en especial del azúcar, cuyo costo recaerá en el importador, rondando los 50 dólares la tonelada y lo cual se vuelve un riesgo.

Puede interesarle: Narcodelincuencia: “Es una preocupación de las empresas que exportan”, dice titular de UIP

“Resulta ser que a la gente que nos esta dando vacunas (EE.UU), nosotros les mandamos droga”, sentenció el secretario del Centro Azucarero.

En similar contexto, mencionó que el flagelo del contrabando también debe ser tratado con pinzas, pues se trata de un negocio de personas con mucho dinero, grandes y poderosos delincuentes, y que no se puede solo perseguir al que maneja el camioncito o al pasero, sentenció.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar