Santa Rosa de Lima es un distrito del departamento de Misiones, Paraguay. Es una de las más importantes ciudades con influencia jesuita. Se encuentra a 245 kilómetros de Asunción y está situada en uno de los vértices del triángulo que forma con las comunidades de Santa María de Fe y San Ignacio Guazú. Su característica especial es su ubicación sobre una colina adornada con una exuberante vegetación.

La localidad se encuentra rodeada de una gran vegetación y cerros. Foto: Gentileza.

Fue fundada por el padre jesuita Jacobo Ranzonier el 2 de abril de 1698. Fue una de las más importantes poblaciones con influencia jesuita durante la época de la colonización española. Su principal característica paisajística es que se encuentra rodeada por cerros; Santa Rosa se localiza sobre una colina que hace parte de una serie de lomas entre Villa Florida y Santa Rosa.

Su localización, además del carácter histórico y cultural, le permite proyectarse hacia un turismo de naturaleza de manera alternativa.

El Mirador de Itapyporé, que eleva el atractivo turístico de la zona. Foto: Gentileza.

La ciudad lleva el nombre de Santa Rosa de Lima, la primera entre todos los santos nacidos en América en ser canonizada por la Iglesia Católica. Santa Rosa es la santa patrona del Perú.

Lea también: La SET deja sin efecto la obligación de registro de datos biométricos para trámites

Se localiza en una llanura surcada por ríos y arroyos. La zona del sureste del departamento, que es baja y anegadiza, es muy buena para la ganadería, una de las vocaciones económicas más importantes.

Arroyo Sanguri, ubicado en Santa Rosa, departamento de Misiones. Foto: Gentileza.

En el norte y centro se encuentran zonas más altas debido a que por allí cruzan las últimas ramificaciones de la Cordillera de Ybytymí, formando los cerros de San Miguel, San Juan Bautista, Santa María, Santa Rosa, creando un paisaje de contrastes.

A la altura de 3 de Mayo se encuentra El Pombero Pyporé, una piedra milagrosamente mantenida verticalmente, donde con nitidez puede verse una huella que se dice que es del pombero.

Durante la escalada al Cerro Alto, el visitante puede observar diversos atractivos conformados por una variada riqueza de plantas medicinales y arbustos, así como grandes piezas de piedras rojizas que han tomado formas peculiares, como el ita balanza y el ita barco.

Las opciones para pasar un fin de semana también van aumentando en la zona. Foto: Gentileza.

Desde los cerros se pueden observar las campiñas y paisajes selváticos que inspiran al hombre a convivir en armonía con la naturaleza. A 12 km de la ciudad cruzando la compañía de San Gabriel y el paraje de Santa se abre un viejo callejón Jahe’o, que conduce a los bellos humedales del río Tebicuary, rodeado de blancos arenales y salvaje vegetación que ofrecen al visitante una experiencia única e inolvidable.

Además, cuenta con variados servicios de balnearios, hotelerías, así como el establecimiento en el ámbito rural Ka’aguy Piro’y.

“Capital del oro blanco”

Santa Rosa es reconocida por la producción agrícola y ganadera. Existen numerosos establecimientos granjeros y ganaderos.

En la agricultura, los productores han heredado saberes ancestrales de los indígenas, por lo que en la década del 70 adquirió reconocimiento nacional por la calidad de fibras de algodón producidas, denominándose “capital del oro blanco”.

Santa Rosa es considerada la cuna del fútbol en el departamento de Misiones. Foto: Gentileza.

Se destaca por la producción de arroz, algodón y caña dulce; este último rubro altamente producido por los antiguos agricultores de la reducción de Santa Rosa y producto diversificado de autoconsumo.

Lugares históricos

Entre los sitios históricos para visitar se encuentra la capilla Virgen de Loreto, la cual conserva importantes rasgos de la época colonial. También está la Iglesia de Santa Rosa de Lima, la primera santa del continente americano.

Uno puede conocer el Museo Capilla de Loreto, además del campanario de 20 metros de altura, construido con piedra roja al costado de la Plaza Mariscal Estigarribia, una de las más importantes construcciones de las épocas jesuíticas.

En el centro de la Plaza Mcal. Estigarribia se encuentra una fuente con monumentos históricos, rodeada de figuras talladas en piedra; se destaca la particular figura del Kurupí. Foto: Gentileza.

Otro punto importante es la “Casa de indios”. Los antiguos habitáculos nativos ubicados en ringleras y dotados de amplias galerías son una muestra de la laboriosidad manifiesta de los nativos que poblaron la reducción de Santa Rosa de Lima.

En el centro de la plaza Mcal. Estigarribia se encuentra una fuente con monumentos históricos, rodeada de figuras talladas en piedra; se destaca la particular figura del Kurupí, duende de la mitología, obra del artista plástico Koki Ruiz. Un gran bloque de piedra oscilante, a un lado del cerro, a la altura de la compañía 3 de Mayo, un monumento natural, el ita balanza.

Puede interesarle: Asumió Pedro Castillo, “el primer presidente pobre” de Perú

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar