Las condiciones de navegabilidad de los ríos siguen complicadas, situación que preocupa de sobremanera al Centro de Armadores Fluviales y Marítimos (CAFyM), ya que las previsiones de la bajante tienden a que se extienda hasta el mes de setiembre.

Sobre el punto, el directivo del CAFyM, Juan Carlos Muñoz, conversó con la R800 AM y en términos generales mencionó que temen pérdidas superiores a las del año anterior, cuando en plena pandemia y también una bajante pronunciada de los ríos Paraguay y Paraná los llevó a una merma de más de US$ 100 millones.

Lea también: Reexportaciones en el primer semestre fueron de US$ 1.253 millones

“Ayer tuvimos reunión de la comisión directiva y nos preocupa principalmente la situación de la zona norte. Quisiéramos tener buenas noticias, pero lastimosamente la situación sigue igual y así se mantendría hasta setiembre”, expresó el representante naviero.

Los trabajos de dragados no son suficientes ante la falta de lluvias. Foto: Archivo.

Menor transporte

Al respecto, Muñoz explicó que la situación no es buena, ya que cuando el nivel del río baja considerablemente, las barcazas no pueden transportar las cargas ideales, por lo que deben llevar menos y generándose así sobrecostos o incluso algunas embarcaciones quedan varadas.

“Esto implica para nosotros mucho menos carga, la afectación puede ser mucho mayor en comparación al año pasado y es un combo muy preocupante, porque creemos que este año la pérdida será mucho mayor”, añadió Muñoz.

Puede interesarle: Preparan Expo Paraguay Brasil virtual, con fuerte apuesta a la plataforma tecnológica

Si bien se realizan los dragados correspondientes, tales acciones no son suficientes ante la falta de lluvias y las condiciones siguen iguales en toda la extensión de los ríos, al igual que entre Rosario y el Río de la Plata, acotó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar