Luego de que un grupo de artesanas de la etnia chamacoco de Luque haya accedido a la bancarización del crédito denominado Kuña Katupyry, del Banco Nacional de Fomento (BNF), el siguiente paso es que estas mismas mujeres puedan proporcionar las bolsas reutilizables a los supermercados adheridos a la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu).

Así lo indicó el viceministro de Comercio, Pedro Mancuello, en el marco de la aplicación de la Ley N° 5414 “De promoción de la disminución del uso de plástico polietileno”.

La provisión de las bolsas por parte de la etnia chamacoco se daría a través de un acuerdo con la Capasu, para que las mismas puedan venderse al costo y así beneficiar al consumidor con productos de calidad y buen precio, explicó el viceministro.

Lea también: Histórica problemática en el Chaco: cooperativas temen que acueducto no provea suficiente agua

La idea es que las artesanas puedan tener un acceso real al gran mercado a través de la Capasu. Foto: Gentileza.

Acceso a mercado

“La idea es que las artesanas puedan tener un acceso real al gran mercado, y a través de la Capasu creemos que se podrá lograr, porque solo las cadenas adheridas a la Capasu representan entre el 30 y 35% de las ventas a nivel nacional”, expresó Mancuello.

Hay que mencionar que la entrada en vigor de la Ley N° 5414 fue retrasada con la promulgación de la ley de emergencia, que debía fenecer en diciembre, pero finalmente se prorrogó hasta el 30 de junio. Lo que se busca es que, en caso de que se vuelva a prorrogar dicha legislación, ya no afecte al planteamiento de la disminución de las bolsas de polietileno.

En ese sentido, el viceministro explicó que si la idea del Ministerio Hacienda es volver a prorrogar la ley de emergencia, lo que se busca es que se exceptúe la entrada en vigencia de la ley antihule. “Eso para contar ya con un horizonte más certero, al mismo tiempo de animarles a los que están trabajando por el cambio e instar a los que todavía no lo están haciendo, para que puedan realizar las inversiones que correspondan y avanzar hacia un comercio con menos desperdicios” agregó.

Puede interesarle: Ministro anticontrabando admite estructura de funcionarios “contaminados”

Si bien las bolsas reutilizables son compatibles con el cuidado del medioambiente, tendrán un mayor costo, lo que significa que el consumidor deberá pagar una fracción, estimando un precio de G. 200 a 250 para el plástico reutilizable y certificado.

Por ello, la idea es que por iniciativa de la Capasu se puedan poner a disposición (las bolsas) al costo para el beneficio de los consumidores, con bolsas de caranday como alternativas, generando así un espacio de inclusión para sectores que puedan integrarse al circuito comercial.


Dejanos tu comentario

15H

Los casos de dengue comienzan a tener un ligero incremento. ¿Qué acciones considerás se deben aplicar?

Click para votar