La ministra del Trabajo, Carla Bacigalupo, manifestó que unos 16.000 trabajadores fueron suspendidos de sus funciones debido a las últimas medidas restrictivas que adoptó el Gobierno Nacional y que entraron en vigencia el pasado martes 27 de abril y con las cuales busca frenar la oleada de contagios del coronavirus.

“Unos 16.000 trabajadores fueron suspendidos con las últimas medidas desde marzo y esto se sumó a los 10.000 que ya teníamos el año pasado. El acumulado es de 26.000 trabajadores”, manifestó.

Aseveró que en el cese y en el despido no hubo un incremento importante con las últimas semanas, pero sí se sintió la repercusión directa en diversos sectores que pidieron otorgar suspensiones. “Desde el inicio de la pandemia sacamos planes concretos para la formalización del empleo. Encaramos la política de crear ventajas de ser formal”, destacó.

Puede interesarle: Municipio recibió generador de oxígeno medicinal

Bacigalupo acotó que está comprobado que los espacios laborales no son focos de contagio gracias al estricto protocolo que se estableció. Detalló que unas 100.000 personas salieron del estado de afectación en general. “Unas 27.000 salieron de la ocupación, 25.000 salieron del estado de subocupación y muchas personas de la inactividad. Eso fue al cierre de diciembre”, refirió.

Añadió que las mipymes son las mayores fuentes de trabajo en el país. “Estamos trabajando de la mano con el Ministerio de Industria y el de Hacienda para promover nuevos empleos”, dijo.

Cabe señalar que desde el Instituto de Previsión Social (IPS), ayer mencionaba Pedro Halley que no se descarta la posibilidad que en este mes de mayo los suspendidos asciendan a unos 30.000 debido a que siguen recibiendo listados por parte del Ministerio del Trabajo.

Lea también: Viceministra debe declarar por robo de vacuna contra el COVID-19 en San Lorenzo


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar