Representantes de dos de los gremios más afectados durante esta pandemia, el de la gastronomía y de eventos, mantuvieron un contacto vía zoom con el equipo de Universo 970 AM y GEN para poner en contexto a la ciudadanía sobre los beneficios y si compensa o no el nuevo paquete económico anunciado por el Gobierno.

Manifestaron que evidentemente será una ayuda todo descuento, exoneración o postergación, y que de hecho fueron medidas planteadas desde los mismos sectores trabajadores afectados, pero que lastimosamente llegaron muy tarde.

Lea también: “No entendemos las medidas sanitarias porque los controles no son iguales”

“En general estamos de acuerdo con el paquete, porque de hecho son pedidos nuestros de hace tiempo, lastimosamente les llevó muchísimo tiempo estudiar y aprobarlos, lo sacaron luego de 14 meses y también algunos plazos serán muy cortos, expresó el titular de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (Arpy), Oliver Gayet.

En ese sentido, dijo que el IVA del alquiler que se reduce solo será por cuatro meses, mientras que lo ideal hubiera sido que se extienda hasta fin de año, pero el tema más vidrioso es el tema del kit alimenticio que fue un pedido especial de un gremio más afectado que está sin trabajar hace muchos meses, lo cual habrá que ver cómo se hará la distribución.

Plazos son muy cortos

Con respecto al servicio de la Ande, Gayet mencionó que vienen endeudándose 14 meses, que tendrán que comenzar a pagar en julio la deuda dividida en 18 cuotas sin intereses, que sería como pagar por un mes entero otra vez desde julio, por lo que ellos piden que las cuotas se extiendan a 32 para que realmente pueda ser una ayuda.

Sobre la reducción del 50% de la energía eléctrica, explicó que es una petición que venían realizando desde hace rato, teniendo en cuenta que los locales gastronómicos están trabajando a un 50% menos de la capacidad conforme lo impuso el Gobierno por protocolo, pero que la infraestructura sigue siendo la misma; el aire acondicionado, las luces y el consumo siguen igual, por lo que le parece justo esta medida.

En tanto que para el rubro de eventos, si bien el presidente de la Asociación de Empresas Paraguayas Proveedoras de Eventos (Asepe), Gustavo Giménez, coincidió en general con la postura de Gayet. Es que dependen 100% de la posibilidad de realización o no de eventos y dada las circunstancias de indefinición de fechas y la serie de restricciones, lo que la gente hace es automáticamente cancelar su evento.

“En nuestro caso no se da eso de que quizás los clientes lleguen más tarde o postergan por unos días sus eventos, cuando salen estas restricciones imprecisas directamente proceden a la cancelación del evento”, sostuvo.

Puede interesarle: Cuestionan cierre de 60 locales de la cadena Biggie por restricciones sanitarias

Políticas de crédito renovadas

Es así que el paquete económico ayuda mientras no se está trabajando, pero la matriz de costos no se trata solo de Ande, que bien servirá mucho para los salones, pero para otras actividades del rubro no tiene una incidencia muy grande, por lo cual el tema de las líneas de crédito de financiamiento es para que puedan seguir sosteniéndose los pocos que persisten, ya que solo un 10% del sector pudo acceder a créditos a través de la banca pública.

Lo que falta son nuevas políticas de crédito renovadas que pueda tener un mayor alcance para el sector y que llegue a más cantidad de empresas, ya que desde que se reactivó el sector, a mediados del 2020, vienen trabajando en un promedio del 25% al 30% de actividad, comparando con la normalidad del 2019, precisó Giménez.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar