El precio pagado por los frigoríficos a los productores de carne bovina mostró un incremento de 6% en esta última semana, posicionándose en US$ 3,50 (equivalentes a G. 22.760) el kilo al gancho, según los datos proveídos desde la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

Este precio es el promedio de los últimos siete días (desde el 15 al 21 de abril). En la semana anterior a esta (desde el 8 al 14 de abril) se fijó un precio promedio de US$ 3,30 (G. 21.459) por kilo al gancho.

La recuperación de la cotización interna de la carne viene dándose gradualmente. El año pasado la misma llegó a estar por varios meses en torno a US$ 2,00 y US$ 2,20 el kilo al gancho, precio que en su momento fue muy cuestionado por los productores, debido a que el mismo se encontraba muy por debajo del costo de producción.

Desde la comisión de carne de la ARP explicaron a La Nación que el incremento de precio interno está determinado por un consistente aumento de la demanda en el mercado (de parte de los frigoríficos), que a su vez es estimulado por un clima muy positivo para la exportación de la proteína roja nacional.

Lea también: Industriales aguardan la apertura del mercado de EEUU para carne nacional

Cortes premium

Un detalle importante a destacar es que, en la medida que los cortes premiun son exportados, también quedan los cortes de menor valor y de un acceso más fácil para la población paraguaya, expresó Mario Balmelli, presidente de la comisión de carne de la ARP.

“Fue precisamente el sector agropecuario, con sus exportaciones, el que logró sostener la economía nacional en este periodo de pandemia”, dijo.

Agregó, además, que los principales mercados importadores de la carne paraguaya están actualmente muy sólidos, acompañando la tendencia de China, el mayor importador de carne del mundo, que hasta el momento no logró recomponer su rebaño de cerdos afectado por la fiebre porcina africana.

“Eso determinó también que la industria local esté necesitando esa hacienda terminada, y en el marco de esa oferta y demanda existente es que fluctúan estos precios”, mencionó Balmelli, al mismo tiempo de destacar que el mejor precio permite al productor cumplir con sus obligaciones financieras y pagar los créditos a los que accedieron el año pasado para poder sobrevivir.

Por último, el presidente de la comisión de carne señaló que, a pesar de este buen momento en los precios de la carne, la incertidumbre sanitaria generada por la pandemia de COVID-19 preocupa bastante a los productores bovinos.

Te puede interesar: Paraguay aprovecha malas condiciones de sus competidores y aumenta envíos de carne a Chile


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar