El presidente de la Cámara Paraguaya de Desarrolladores Inmobiliarios del Paraguay (Capadei), Raúl Constantino, manifestó que el sector es uno de los que más avanzó, no se estancó desde el inicio y durante la pandemia, hace casi un año.

Lo dijo en conversación con radio 650 AM, con relación a los controles ejercidos sobre el rubro desde la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), que había renovado en setiembre del 2020 la normativa que regula el control antilavado para el sector de compra y venta de inmuebles.

Lea también: Canciller garantiza al sector privado seguridad jurídica para las inversiones

Desde Capadi aseguran que los inversionistas apuestan al rubro, por ser seguro. Foto: Ilustrativa.

Apuesta al rubro

“Desde el año pasado, desde el inicio de la pandemia fuimos el sector que más pudimos avanzar y hoy se ve eso, porque el producto inmobiliario es muy seguro y eso ayudó mucho en medio del caos”, expresó. En ese sentido, dijo que las personas dirigieron sus inversiones al rubro inmobiliario, ya que es seguro, pese a que también tiene sus riesgos, como cualquier otro negocio.

Agregó que, por lo tanto, los inversionistas extranjeros tienen mucha fe para apostar por el país y que en el rubro existe una serie de ofertas para todos los gustos y presupuestos, y que seguirán trabajando fuertemente. Y si bien no están ajenos a que se controle las transacciones, aseguró que en el rubro inmobiliario nunca se registraron casos de lavado de dinero.

Puede interesarle: Empresarios gastronómicos harán protesta contra paro del transporte

Hay que mencionar que desde la Capadei no estuvieron conformes con la nueva resolución de la Seprelad, que estableció los parámetros de identificación de los clientes más rígidos y un monto máximo de acogimiento, a un régimen simplificado para los informes un poco más flexible, a más de que alegaron que si bien la Seprelad convocó a reuniones, en ningún momento hubo una participación real de los agentes del sector, cuyos reclamos no fueron tenidos en cuenta

Es así que la normativa estableció que a partir de operaciones de 150 salarios mínimos al contado, o 20 salarios en doce meses para operaciones fraccionadas, los sujetos obligados, entre los que se incluye a inmobiliarias, corredores, desarrolladores, entre otros, deberán pormenorizar los datos del cliente, con la identificación del origen de los fondos y la corroboración de equivalencia entre los ingresos de la persona, ya sea física o jurídica, y el monto del negocio a realizarse.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar