El turismo interno local cuenta con un gran potencial aún no explotado del todo, y con la llegada de la pandemia este año, el sector fue uno de los más afectados pero a la vez, entendió y tuvo tiempo de prepararse para el nuevo modo de vivir, tal y como lo hicieron las posadas turísticas.

Y tras el complicado año, con la implementación de la cuarentena inteligente y el levantamiento de las fases, el sector de las posadas turísticas empezó a operar nuevamente a finales de julio retomando el rumbo que ya estaba bien encaminado, hasta hace unos días con el anuncio y la mala comunicación de nuevas restricciones de circulación que sacudió a todo el país, y que desencadenó una ola de cancelaciones en las reservas.

Las posadas más demandas son las de los departamentos de Cordillera y Paraguarí. Foto: Archivo.

Lea también: Nueva ruta fomentará desarrollo económico para productores

Alternativa viable

En ese sentido, La Nación conversó con la presidenta de la Red de Posadas Turísticas del Paraguay (Reptupy), Úrsula Bareiro, quien aseguró que las posadas fueron una alternativa muy utilizada en la medida que se pudo durante este tiempo, quienes tuvieron que adecuarse a las nuevas disposiciones.

“Es la primera vez que sentimos que este fin de año, la temporada y esperamos que por un año más, vamos estar trabajando al tope lo que es una magnífica oportunidad para nosotros. Ahora las posadas de Cordillera y Paraguarí están con reservas al 100%, y esperamos que el resto también pueda ir por ese camino”, expresó Bareiro.

Mencionó que el fenómeno de reservas es por zonas, y por las características de los dos departamentos citados están sobredemandados, al ser las más cercanas a la capital y alrededores, son las más explotadas por los habitantes de Asunción y ciudades aledañas que buscan salir y distenderse en las fechas festivas o durante los fines de semana.

Las posadas tuvieron que adaptarse, aprender con muchas capacitaciones sobre las nuevas medidas para convivir. Foto: Gentileza.

Expectantes a fin de año

En ese sentido, Bareiro señaló que las posadas más lejanas fueron las más afectadas con la reciente confusión en la restricción de circulación para las fiestas, ya que ni bien el ministro las anunció, muchas personas que tenían reservas llamaron a cancelar a las posadas de las zonas de Itapúa o Alto Paraná.

Ahora están todos expectantes, ya que al ser las posadas una de las alternativas más fuertes para vacacionar y salir de la rutina, todo dependerá de la conciencia y responsabilidad de todos los ciudadanos, de un buen comportamiento y de la aplicación de las medidas que contemplan el protocolo sanitario, ya que si los contagios explotan durante estas fiestas, se corre el riesgo de volver a una fase cero lo que será fatal tanto para el rubro como para el resto de las actividades económicas.

Puede interesarle: Destino LN: Villa Florida, un sitio paradisíaco para relajarse y conectarse con la naturaleza

La titular de la Reptupy aseveró que el 100% de las posadas turísticas a nivel país están habilitadas para recibir a visitantes, para lo cual se prepararon con muchas capacitaciones, y que se cuenta con 270 establecimientos en 12 departamentos, todos disponibles.

Las zonas de mayor concentración de posadas son las de Cordillera, Paraguarí, seguido de Itapúa, y con relación a los precios, existen algunas que mantienen desde G. 65.000 a 150.000 por persona y por noche regulados por la Senatur, que luego van variando dependiendo de lo que ofrezca cada establecimiento. Las personas pueden acceder a más información en las páginas y redes sociales de la Reptupy en Facebook como Reptupy Red de Posadas Turísticas del Paraguay, en Instagram como @reptupy, de la Senatur y el sitio Bienvenido Paraguay.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar