La brecha entre la zona rural y urbana, por la dificultad en el abastecimiento de agua, genera la necesidad de aplicar medidas que optimicen el gasto público para la provisión de mejores servicios en beneficio de la población, sostuvo el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, en la presentación del estudio “El servicio de agua y saneamiento en Paraguay”, elaborado por el Banco Mundial (BM). El encuentro virtual contó con la participación de altas autoridades nacionales y expertos internacionales.

En la oportunidad, el ministro Llamosas celebró la realización de este tipo de estudios debido a que el objetivo principal de Hacienda es optimizar el uso de los recursos y mejorar el gasto público. Agregó que el documento del BM es una herramienta esencial de diagnóstico para mejorar la propuesta de asignación de recursos en un sector tan esencial como es el agua y saneamiento.

Manifestó, además, que con la coyuntura que vivimos, a consecuencia de la pandemia del COVID-19, nos muestra que servicios como el agua son esenciales para combatir el virus.

Te puede interesar: Con cerca de 2.000 funcionarios, Hacienda opera con lo justo, dice ministro Llamosas

Óscar Llamosas, ministro de Hacienda.

Sector de agua y saneamiento

El documento fue elaborado por un equipo de expertos del Banco Mundial, liderado por María Catalina Ramírez, a pedido del Gobierno Nacional. Su objetivo fue analizar la arquitectura institucional del sector de agua y saneamiento en Paraguay, incluyendo sus instituciones y el marco de gobernanza, así como realizar una revisión de la eficiencia del gasto público para identificar las principales debilidades y obstáculos que existen para prestar servicios de provisión de agua y saneamiento eficientes, equitativos y sostenibles, y por último, proponer una ruta que permita al país alcanzar las metas establecidas en los planes de desarrollo estratégico.

El sector de agua potable y saneamiento es un área clave para el desarrollo del país. Especialmente en este contexto de pandemia, donde se visualizó de manera clara su importancia para la prevención de la transmisión de enfermedades. Asimismo, el sector es un gran generador de empleos por lo que puede ser parte de una estrategia de reactivación económica.

El análisis indica que en Paraguay la ausencia o deficiente calidad de los servicios de abastecimiento de agua y de saneamiento generan efectos adversos, estimados en 1,6% del Producto Bruto Interno (PIB).

Lee también: Paraguay no debe esperar mucho de un gobierno demócrata, afirma Peña


Dejanos tu comentario

19H

¿Cuál podría ser la solución ante la ola de inseguridad que azota al país?

Click para votar