Para el economista y expresidente del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos, es un logro para el país que un representante local ocupe el cargo de vicepresidente de un organismo multilateral, como lo es el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero asegura que será muy difícil reemplazar al ministro de Hacienda, Benigno López, por el momento clave que atraviesa Paraguay en un contexto de crisis económica.

El economista alegó que tiene muchas aristas y en primer lugar hay que reconocer que, si se compara en un termino futbolero, e un golazo, por el hecho que Paraguay pueda lograr la vicepresidencia en un organismo multilateral, de hecho es el puesto más alto que ha conseguido hasta el momento un representante paraguayo, tras muchos otros intentos a puestos de mayor relevancia pero sin lograrlo, ya que la competencia es enorme ante otros países más poderosos que terminan agarrando los principales puestos.

El economista y expresidente del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos. Foto: Archivo.

Está relacionada: Presidente del BID recomienda nombrar a Benigno López como vicepresidente del banco

El economista alegó que tiene muchas aristas y en primer lugar hay que reconocer que, si se compara el hecho en un término futbolero, es un golazo que Paraguay logre ocupar la vicepresidencia del BID, el puesto más alto que ha conseguido hasta el momento un representante paraguayo. Esto, tras muchos otros intentos a puestos de mayor relevancia, pero sin lograrlo, ya que la competencia es enorme ante otros países más poderosos, que terminan quedándose con los principales puestos.

“Será algo histórico, ya que en otros intentos, pese a que los organismos multilaterales siempre nos alaban y nos dicen que hacemos bien las cosas, nunca nos han dado una oportunidad para mostrar que también podemos colaborar con la tarea que tienen”, expresó Fernández.

Al mismo tiempo, aseveró que se trata de algo positivo para el país, más que un triunfo personal de López, por lo que es un motivo para estar contentos, pese a que implique la salida de una pieza clave dentro del Gobierno.

Aclaró que si bien el actual ministro de Hacienda no tiene unanimidad en términos de aprobación de su gestión, hecho de por sí difícil, atendiendo a que siempre estará sujeto a muchas críticas por que es la figura que tiene que cobrar impuestos y luego distribuir lo poco que se recauda entre mucha gente.

No obstante, Fernández Valdovinos subraya que será un problema cambiar un ministro de Hacienda en un momento de crisis como el que se está atravesando. Agrega que podría tenerse alguna sorpresa agradable, pero habrá que ver quién sucede a López, cuya nominación ya dependerá del presidente de la República y del equipo jurídico.

Lea también: Niña es representante del Grupo BID en Paraguay por un día

No olvidar el déficit

“Será difícil reemplazar a Benigno por dos cuestiones, es una persona que se mueve muy bien en el exterior, y en segundo lugar, tiene un apoyo político importante por ser el hermano del presidente de la República, entonces, no es fácil que desde afuera se imponga un criterio en contra”, enfatizó.

Así también, recordó que es un momento clave en términos del déficit fiscal, por lo que será más que relevante la gestión de una persona que tenga una fuerza propia, de tal manera a convencerle al presidente de que ya no se puede gastar más, de que se tiene que recaudar mejor, lo cual no es algo que cualquier persona podrá hacerlo, precisó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar