De un “descalce financiero muy grande” alerta el presidente de la Administración Nacional de Electricidad (Ande), Luis Villordo, en caso de prosperar el proyecto de ley que cancela y anula las facturas del consumo de energía eléctrica de los meses de marzo, abril y mayo con posibilidades de extenderse hasta el mes de agosto.

Según Villordo, una de las implicancias de la ley sería refacturar los 227 millones de dólares que ya se facturaron. Dijo además que para hacer frente a esta situación se requerirían 300 millones de dólares, monto no disponible.

Te puede interesar: La reexportación sufrió una caída del 97% durante la cuarentena, asegura analista

Explicó que los 227 millones de dólares corresponden a la totalidad de facturas cobradas de todos los usuarios que hay que cancelar, en caso de que el Ejecutivo promulgue la ley. “La ley hace mención a la cancelación de los más de 1.700.000 usuarios por todo este tiempo desde el inicio de la pandemia hasta este mes”, declaró Villordo a medios estatales.

Dijo que la cancelación de las facturas podría generar ciertos inconvenientes impositivos o tributarios a la institución y los usuarios.

Subsidio de seis meses

En cuanto al subsidio por seis meses y a todo tipo de usuarios que plantea la Cámara de Diputados, ello requerirá de 300 millones de dólares, adelantó Villordo. “Ese dinero no lo tenemos, definitivamente no lo tenemos”, enfatizó el titular de Ande al tiempo de advertir que “eso crearía un descalce en el flujo de caja que imposibilitaría pago”.

De esta situación, Villordo manifestó que advirtió a los legisladores de ambas cámaras del Congreso Nacional, antes de que el tema fuera analizado en plenaria. “Yo interactué con la gran mayoría y les puse al tanto de las consecuencias de lo que estaban aprobando”, aseguró.

Leé también: ANNP registra repunte en recaudaciones de primera quincena de junio

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar