Perú superó este fin de semana los dos millones de casos de COVID-19, hecho que pasó casi inadvertido en el país debido a las tensiones políticas por el lento escrutinio de la elección presidencial. Según el último balance del Ministerio de Salud, los contagios ascendieron a 2.001.059 (+3.003) y los decesos a 188.443 (+343).

En los hospitales peruanos hay 10.711 enfermos con COVID-19, de ellos 2.548 en unidades de cuidados intensivos con ventilación mecánica, según el balance oficial. La cifra de pacientes internados es un tercio menor al récord de 15.500 a fines de marzo.

Leé también: Moscú sorteará coches para incentivar la vacunación contra el COVID-19

El 31 de mayo, Perú ajustó sus cifras por recomendación de un comité científico y pasó a tener casi el triple de muertos por COVID-19, con lo que pasó a ser el país con mayor tasa de mortalidad por la pandemia en el mundo, con 572 decesos por cada 100.000 habitantes este domingo, seguido de Hungría con 310, según balance de la AFP en base a cifras oficiales.

La primera vuelta electoral, el 11 de junio, tuvo lugar en el peor momento de la pandemia en el país, con un récord de 384 muertos en la víspera y promedios de casi 10.000 contagios diarios, con un récord de casi 13.000, el 30 de marzo. Desde entonces, los contagios cayeron paulatinamente a casi un tercio. Aunque los decesos también bajaron, no lo hicieron en la misma proporción.

Perú espera desde hace una semana conocer quién será su nuevo presidente, tras un reñido balotaje cuyo escrutinio avanza a cuentagotas, con ligera ventaja del candidato izquierdista Pedro Castillo sobre la derechista Keiko Fujimori, quien denuncia “fraude”, aunque los observadores de la OEA dijeron que los comicios fueron limpios y sin “graves irregularidades”.

Te puede interesar: El G7 acuerda respaldar objetivos climáticos y medioambientales en su último día

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar