El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, conversó telefónicamente este miércoles con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, poco después del anuncio del envío de un emisario a Israel y los Territorios Ocupados tras los enfrentamientos de los últimos días.

“Mantuve un intercambio con Bibi Netanyahu”, dijo el mandatario desde la Casa Blanca. “Tengo esperanza en que la situación se resuelva lo más rápido posible, pero Israel tiene derecho a defenderse cuando miles de misiles son disparados hacia su territorio”, afirmó.

Hady Amr, subsecretario de Estado adjunto a cargo de los asuntos israelíes y palestinos, viajará “inmediatamente” a la región para buscar vías de entendimiento entre los líderes de ambas partes y “una desescalada de la violencia”, declaró el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, a periodistas.

Lea también: Embajador de Israel agradeció el respaldo de Cartes

“Urgirá en mi nombre y en nombre del presidente a una reducción de la violencia”, destacó Blinken. Amr saldrá de Washington este mismo miércoles para reunirse con dirigentes israelíes y palestinos, agregó un alto funcionario estadounidense sin dar más detalles.

Blinken también mantuvo un contacto telefónico con Netanyahu, al cual “reiteró su llamado a todas las partes en favor de una desescalada de las tensiones y del fin de la violencia”.

“El secretario de Estado reiteró su llamado a todas las partes para que disminuyan las tensiones y pongan fin a la violencia”, señaló la nota, para acotar que también “hizo hincapié en la necesidad de que israelíes y palestinos puedan vivir con seguridad” y “disfrutar de la libertad, la seguridad, la prosperidad y la democracia por igual”.

Blinken enfatizó en que había una “distinción muy clara y absoluta entre una organización terrorista, Hamas, que está lanzando cohetes indiscriminadamente —de hecho, apuntando a civiles— y la respuesta de Israel que se defiende”.

Lea también: Cartes expresó su solidaridad con Israel ante los ataques terroristas

Blinken dijo que también había hablado por teléfono con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, para instarle a que se pusiera fin a los ataques con cohetes.

Fue el primer contacto de alto nivel entre Estados Unidos y los palestinos desde que Biden asumió el cargo en enero.

La Autoridad Palestina rompió todo contacto con la anterior administración estadounidense de Donald Trump en 2017, cuando Washington reconoció a Jerusalén como la capital de Israel.

“Hablé con el presidente Abas sobre la situación actual en Jerusalén, Cisjordania y Gaza”, escribió Blinken en Twitter.

“Le expresé mis condolencias por la pérdida de vidas. Hice hincapié en la necesidad de poner fin a los ataques con cohetes y reducir las tensiones”.

Abas destacó a su vez “la importancia de detener los ataques israelíes contra el pueblo palestino y poner fin a los ataques de los colonos y las agresivas medidas israelíes”, señaló al presidencia palestina.

El secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin, llamó a su vez a su homólogo israelí, Benny Gantz, y le manifestó su respaldo al “derecho legítimo de Israel a defenderse a sí mismo y a su pueblo” al tiempo que instó a tomar medidas para restaurar la calma, sostuvo el Pentágono.

El nuevo estallido de violencia, el más intenso en siete años, ha dejado más de 60 víctimas fatales en ambos lados entre los cohetes lanzados por el movimiento islamista Hamas y los ataques israelíes, incluidos más de 50 en Gaza, que causaron la muerte de al menos 14 niños, y seis en Israel.

Lea también: Tensión en el Medio Oriente: paraguayo aboga por intervención política y religiosa

“Carga adicional”

Ante la prensa, Blinken volvió a condenar los ataques de Hamas contra Israel “con la mayor firmeza”, pero también consideró que “cualquier muerte de civiles” era “una tragedia”.

“Creo que Israel tiene una carga adicional de tratar de hacer todo lo posible para evitar víctimas civiles, incluso cuando esté respondiendo legítimamente en defensa de su pueblo”, sostuvo el secretario de Estado, y señaló que las imágenes de las muertes de niños palestinos eran “desgarradoras”.

“Los palestinos tienen derecho a la seguridad”, agregó. Ante las críticas a la actitud de la administración de Biden, a menudo acusada de no estar a la altura en el conflicto en Medio Oriente, aseguró que Estados Unidos estaba “plenamente involucrado” con “todas las partes, incluidos los palestinos”, aunque no quiso especificar la naturaleza de esos contactos.

“Lo más importante ahora es que todas las partes detengan la violencia, se involucren en la desescalada”, insistió.

Lea también: Los enfrentamientos entre Israel y los palestinos hacen temer una “guerra a gran escala”

Un alto funcionario estadounidense bajo condición de anonimato confirmó que su país está multiplicando los contactos con otros actores en la región, fundamentalmente con Jordania y Egipto.

El Cairo “tiene los mismos intereses que nosotros en favor de una desescalada” y “continuaremos coordinando estrechamente”, dijo.

Fuente: AFP

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar