En la deco del hogar, el uso de los colores cálidos debe ser tratado con sentido común, priorizando las tonalidades más aptas para cada espacio

1 En la paleta, los colores cálidos destacan por su carácter dinánico y se utilizan para inspirar pasión, entusiasmo y cercanía.

2 El secreto para combinar colores cálidos es no sobrecargar el ambiente ya que son tonalidades muy bellas pero que pue­den generar estrés visual. Combinarlos con tonos fríos o usar los más claros de ellos es una buena manera de hacer la deco más armónica.

3 Tostados o dorado están relacionados; son las tonalidades más neutras y más fácilmente combinables. El naranja trans­mite energía y alegría, pero hay que elegir su intensidad. El amari­llo aporta mucha luminosidad y optimismo.

4 En el diseño de interiores se destacan los ama­rillos, el rojo con sus variaciones y los naran­jas. Se puede usar tonos más intensos en los textiles solamente o en adornos si queremos un ambiente más calmado. Una pared en tono cálido corta la monotonía de un ambiente.

Dejanos tu comentario