Agentes del Ministerio Público realizaron este mediodía un allanamiento en la vivienda alquilada por Marcos Rojas, víctima fatal del tiroteo que ocurrió en el anfiteatro José Asunción Flores. Para los fiscales Alicia Sapriza, Lorenzo Lezcano y Federico Delfino, de la Unidad Especializada de Crimen Organizado, la hipótesis más contundente es que se trató de un ajuste de cuentas y Rojas era el principal objetivo.

Mediante una orden judicial, los agentes fiscales realizaron un allanamiento en una de las viviendas de la víctima fatal e incautaron documentos y una computadora. La vivienda ubicada en la ciudad de San Bernardino estaba cerrada y no había nadie en su interior en el momento en que ingresaron. El objetivo era la búsqueda de elementos que puedan ayudar a esclarecer el hecho tras la sospecha de que Rojas habría tenido participación en el tráfico de drogas en el departamento Central.

Nota relacionada: Marcos Rojas habría sido asesinado por deudas con su proveedor de drogas

Al respecto, la fiscala Sapriza informó que al ingresar a la casa de la víctima fatal no se encontraba nadie, ningún familiar. Aclaró, además, que están buscando evidencias que puedan confirmar si el señor Rojas formaba parte de una red de microtráfico de drogas en la ciudad.

“Nos constituimos para recabar elementos que puedan aportar a la investigación como circuito cerrado, cámaras, algún documento que nos dé luz sobre quién era nuestra víctima fatal y algún indicio que pueda estar relacionado de manera más directa al hecho que investigamos. Hasta ahora la hipótesis más contundente que tenemos es que se trató de un ajuste de cuentas y que Rojas era el objetivo”, mencionó.

Asimismo, Sapriza mencionó que la víctima fatal residía en la ciudad. “Hemos encontrado e incautado ciertos documentos, como cuentas bancarias, alquileres, contratos sobre temas de vehículos y una computadora. Estamos esperando que llegue algún familiar para dejarle como responsable de la vivienda, que es una casa alquilada; tenemos el contrato de alquiler”, precisó.

Le puede interesar: Tragedia en San Ber: personas están en riesgo de desarrollar estrés agudo o estrés postraumático

En lo que se refiere a qué información se tiene, si la víctima tenía que ver o no en la distribución de droga, la fiscala Sapriza explicó que todas las aristas están siendo investigadas. “Detalles sobre esa situación más adelante se estarían brindando, es una de las aristas. De manera directa en la casa no se encontró, se están llevando los elementos para ser analizados”, acotó.

Solo una hermana reclamó el cuerpo

Por otra parte, la agente fiscal Sapriza señaló que el cuerpo de Rojas fue entregado a una persona que se identificó como la hermana. Aclaró que la persona llegó sola sin ningún otro familiar que la acompañe. “Apareció un familiar de la víctima, ningún otro familiar, situación que nos llama la atención. Sabemos que la esposa estaba en el lugar del hecho, tampoco se acercó ni se presentó ante la situación. Hasta hoy día no se pudo conversar con ella. Con relación a eso entendemos que puede estar con temor, pero para nosotros es muy importante contar con su declaración como hacemos con las otras personas que estuvieron compartiendo en el concierto con la víctima”, mencionó.

En lo que respecta a la esposa de la víctima, la fiscala aclaró que la misma no tiene orden de detención y no se la considera hasta el momento como prófuga. “Se estableció cierto canal de comunicación con ella. Así también, se está trabajando con relación al celular de la víctima”, manifestó la fiscala.

Siga informado: Brasil tiene 40 días para enviar documentos sobre la extradición de Bogado Quevedo

Dejanos tu comentario