Fiscales Antisecuestro formularon imputación este jueves contra miembros del grupo criminal autodenominado ACA-EP y solicitaron la captura de los mismos, por el secuestro y posterior ejecución del joven Jorge Ríos, ocurrido a inicios del mes de julio.

Los agentes fiscales Federico Delfino, Alicia Sapriza, Marcelo Pecci y Lorenzo Lezcano, de la Unidad Especializada Antisecuestro y Antiterrorismo, formularon imputación contra Feliciano Bernal Maíz, Hugo Vicente Bernal Maíz, Laubrindo Balbuena Mariz y Elizandro Balbuena Mariz, por la supuesta comisión de los hechos punibles de: terrorismo, asociación terrorista, privación de libertad, extorsión y extorsión agravada, todos ellos en calidad de autores.

Los representantes del Ministerio Público solicitaron la declaración de rebeldía y la orden de captura de los imputados. En consecuencia se dispuso la detención preventiva de los mismos.

Según los datos de la investigación, los hoy imputados integrarían el grupo terrorista denominado Agrupación Campesina Armada – Ejército Popular (ACA-EP), y estarían realizando una serie de hechos punibles graves (homicidios de civiles, personal policial, militar, además de secuestros, extorsiones, quema de estancias, colocación de artefactos explosivos de tipo casero, etc.).

Estos hechos son realizados en la zona norte del departamento de Concepción, con el fin de infundir el terror y temor a la población. En este sentido, el 28 de junio del 2021, a las 20:00, ingresaron en forma violenta hasta el casco central de la estancia Dos Hermanos, ubicada en la localidad de Sgto. José Félix López (Ex Puentesiño), donde se encontraba la víctima junto con otros familiares y empleados de la citada estancia.

Lea más: FTC realiza varios allanamientos en Puentesiño por el caso de Jorge Ríos

Antecedentes

Los hoy imputados habrían ingresado al casco de la citada estancia vestidos con uniformes militares tipo camuflayado y portando armas largas y de grueso calibre. Redujeron en forma violenta a todas las personas que se encontraban allí. Luego de eso y de identificarse como miembros del grupo terrorista ACA-EP, el líder Feliciano Bernal Maíz habría consultado a todas las personas que se encontraban allí, quién era el hijo del dueño del establecimiento.

Ante esto, la víctima había respondido que era él, por lo cual los secuestradores le habrían ordenado que juntara algunas ropas y una bota de lluvia. Luego los hoy imputados habrían dejado una nota dirigida a los familiares de la víctima, exigiendo la suma de 200.000 dólares en concepto de pago de rescate con vida de la víctima, junto con otras exigencias y el lugar en donde debían hacer el pago requerido.

Posteriormente, el 29 de junio del corriente año, Feliciano Bernal Maíz, Hugo Vicente Bernal Maíz, Laubrindo Balbuena Mariz y Elizandro Balbuena Mariz, junto con la víctima habrían cruzado el río Apa, dirigiéndose a un asentamiento rural denominado Caracol, del municipio de Bela Vista del Estado de Mato Grosso do Sul en Brasil, donde establecieron el lugar del cautiverio de la víctima en una zona boscosa del referido asentamiento.

Podés leer: Inexperiencia de la ACA habría desembocado en ejecución de Jorge Ríos, dice comisario

El 30 de junio del corriente año, en horas de la tarde los secuestradores se habrían comunicado con la madre de la víctima y a través de un mensaje de voz pudo determinar que la voz le correspondía a su hijo secuestrado. Manifestaba que debía entregar el dinero para el rescate, dos horas aguas arriba del río Apa. Los secuestradores le habrían enviado una fotografía de la víctima como prueba de vida.

El 3 de julio del 2021, en horas de la tarde, se habría encontrado un cuerpo sin vida, el cual se confirmó horas después que se trataba de la víctima Jorge Manuel Ríos Barreto.

Podés leer: Crimen de Jorge Ríos habría sido “venganza” de narcos y no de la ACA, dice Salomón

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar