El Tribunal de Apelación integrado por los jueces Cristóbal Sánchez, Agustín Lovera Cañete y José Waldir Servín ratificó la prescripción de los delitos de frustración de la persecución penal y alteración de datos para varios dirigentes del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) que estaban investigados por la contaminación de la escena del crimen registrado en la noche del 31 de marzo y 1 de abril del 2017, donde falleció el joven Rodrigo Quintana.

Los beneficiados con la resolución del tribunal de alzada son Olga María Paredes, Ramona Mabel Cantero, Fernando Cáceres, Stiben Patrón y Efraín Alegre Irún. Si bien es importante mencionar que tanto Alegre Irún y Patrón fueron beneficiados con esta resolución judicial, estos seguirán imputados y procesados por el delito de sabotaje del sistema informático en el marco de la causa abierta por la contaminación de la escena del crimen por la muerte de Quintana.

Podés leer: Corte ordenó sumario a exdirectora de RRHH por “cocinada” en concurso de funcionarios

En su momento, el juez Gustavo Amarilla resolvió que Efraín Alegre Irún, hijo del presidente del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Efraín Alegre, y Stiben Patrón sigan procesados por el delito de sabotaje del sistema informático, pero sí hizo lugar a la prescripción de los delitos de frustración de la persecución penal y alteración de datos.

Imputación

En su acta de imputación, el Ministerio Público sostiene que “Patrón y Alegre Irún habrían intentado inutilizar varios datos almacenados magnéticamente en las CPU, con las cuales son visualizados en las imágenes del circuito cerrado que, conforme al horario, habría ocurrido con posterioridad al fallecimiento de la víctima, a fin de impedir el acceso a la información contenida en las mismas”. La Fiscalía dice que ello constituye un hecho grave.

Te puede interesar: Allanamientos de la Fiscalía en búsqueda de empresas fantasma

Dejanos tu comentario

2H

Los cruces fronterizos con la Argentina se abren el 1 de octubre. ¿Qué opinás?

Click para votar