Don Buena Ventura Morínigo nos decía por teléfono que su pequeño negocio Tajy Servicios Generales “está en vano”, prácticamente sin movimiento golpeado también por la crisis sanitaria, sin embargo, aparece como adjudicado de un jugoso contrato por vía de la excepción de G. 306 millones en la Municipalidad de Ciudad del Este, época del ex intendente Miguel Prieto.

“No, qué yo voy a vender si no tengo”, escuchábamos decir ano­che en “Tierra de nadie” al señor Buena Ventura Morínigo al ser consul­tado si proveyó los 50 mil kilos de harina que figura en el contrato que le adju­dicó Miguel Prieto en abril del 2020.

De hecho, en la modesta vivienda no existe un depósito de mercaderías que pudiera reflejar que se dedica al rubro de alimentos. Según los regis­tros de Contrataciones Públi­cas, Prieto compró insumos para fabricación de panifica­dos para familias de escasos recursos – covid-19 de la firma Tajy Servicios Generales.

Factura de millonaria provisión, emitida a nombre del negocio del humilde constructor.

La firma fija dirección en la ciu­dad de Juan León Mallorquín y es propiedad del señor Morí­nigo. El pequeño detalle es que el negocio es de construcción y mantenimiento de pozo arte­siano y don Morínigo confirmó que no tiene un solo kilo de los insumos que se le adjudicó en la licitación por excepción.

En la factura aparecen además de los 50 mil kilos de harina, una decena de insumos comes­tibles como 1.400 kilos de azú­car blanca, 5.000 kilos de grasa vegetal, 1.250 kilos de levadura, 1.000 kilos de sal fina, 100 litros de esencia de manteca, etc. (ver documentos).

“Tajy sí, ese está a mi nom­bre, pero hace mucho que no manejo, está en vano ahí”, dijo don Morínigo cuando le preguntamos sobre el negocio y su contrato con Prieto. “Mis jefes hicieron, yo no, mis jefes fueron, yo te voy a pasar el número” nos dijo por teléfono el señor y nombró a Robert Flo­rentín como el jefe, así también facilitó su número de celular.

Consultado si firmó algún contrato para provisión de insumos, don Morínigo res­pondió enfático; “no, nada”. Sin embargo, a su nombre aparece una compra de G. 306.188.500 en el marco de las compras por la emergen­cia sanitaria del covid -19 de la administración de Miguel Prieto. Así también nume­rosos documentos teóri­camente firmados por don Morínigo como declaración jurada de no poseer cuenta pendiente en el IPS, hasta la notificación de adjudicación, pero el señor niega haberlos rubricado.

Contrato adjudicado por vía de la excepción a constructor de pozo por parte de Miguel Prieto para suministro de insumos alimenticios.

Denuncias basadas en instrumentos públicos

El abogado Víctor Enriquez y la licenciada Magdalena Montiel, de la Contraloría Ciudadana de Ciudad del Este, manifestaron anoche en “Tierra de nadie” que el ex intendente Miguel Prieto defraudó la confianza de la ciudadanía y que optó por el camino torcido durante su administración, siguiendo el mismo esquema de los Zacarías, en la época de Sandra McLeod.

“Cuando asume como intendente, dos días después me solicita Miguel Prieto para que yo redacte una denuncia penal por lesión de confianza contra Perla de Cabral. Los abogados nos fuimos a presentar con él la denuncia porque contrató en un periodo de 42 días 1.041 funcionarios, desvalijó la municipalidad y pagó 3 meses de salario.

Nos fuimos a entrevistas, todos felices, nos queríamos. Esa denuncia nunca más la asesoría jurídica de CDE movió, era para el show mediático, fuimos utilizados”, sostuvo Enriquez quien junto con Montiel hoy se postulan como concejales municipales.

Enriquez viene señalando desde hace tiempo que Prieto no movió un dedo en los casos contra la administración McLeod en la Justicia.

“Miguel Prieto completaba 2 años de su mandato y no cumplía lo prometido, que una de las misiones de él era iniciar todas las acciones judiciales y denuncias penales en contra de Sandra McLeod de Zacarías para que se le castigue por todos los hechos y además, recuperar los bienes mal habidos. El compromiso era que yo redactaría la denuncia, nunca pasó. Los primeros roces empezaron ahí.

Como pasaron dos años, nos reunimos con Magdalena y fuimos a presentar la denuncia en contra de Sandra McLeod de Zacarías, denuncia por lesión de confianza, dice la actual ministra de la CSJ en su dictamen final que Mcleod, en el periodo 2016, 2017, 2018 malversó G. 36 mil millones, y su dictamen decía derivar al ministerio público. En ejercicio de nuestras facultades legales que nos faculta el código procesal penal, nos fuimos a presentar la denuncia hicimos porque queríamos hacer y para que se le castigue a esa gente. Resulta que el ofendido por presentar la denuncia fue Miguel Prieto y empieza un ataque que somos financiados por la narcopolítica”, relató el abogado sobre las inacciones del ex intendente Prieto.

Montiel quien trabajó muy de cerca con la Dra. Carolina Llanes en el proceso de intervención de la municipalidad manifestó que el desencanto con Miguel Prieto fue cuando este se desentendió de hacer las correcciones para optimizar los recursos. “Hicimos todo un trabajo de planificación para el presupuesto. La municipalidad de Ciudad del Este siempre tuvo un presupuesto super inflado por una superpoblación, entonces querías hacer un presupuesto para tener a funcionarios solamente lo necesario de manera a que los recursos propios generen más inversiones, sin embargo, hicimos todo ese trabajo y el documento que remitió a la junta fue otro. Ahí fue una decepción total, yo ya me aparté del equipo porque estaban haciendo lo mismo que hacían los anteriores”, agregó Montiel.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar