La imprenta Mercurio, manejada por Miguel Ángel “Miky” Zaldívar, esposo de Natalia Zuccolillo (directora del diario Abc Color ), soportó un duro golpe en sus ingresos luego de 14 años de buenas ganancias gracias al negocio de los cigarrillos –al que ahora ellos denuncian como un “delito procedente del lavado de dinero” en Paraguay–. Entre el 2003 y el 2017 la imprenta del Grupo Zuccolillo facturó solo a Tabacalera del Este SA (Tabesa) decenas de millones de dólares. Desde que se quedaron fuera del negocio, utilizan sus medios periodísticos para despotricar contra la industria tabacalera. Mercurio, prácticamente se encargaba del 100% de las impresiones de las cajetillas, gruesas, marquillas y sellos de la tabacalera.

  • Por Jorge Torres Romero

El cuadro comparativo de lo que generó Mercurio SA, mes a mes, entre los años 2003 y 2017 revela que la empresa del Grupo Zuccolillo facturó solo a Tabacalera del Este SA (Tabesa) un promedio de US$ 10 millones por año o US$ 1 millón por mes durante 14 años.

Los números expuestos proveídos por la misma tabacalera delatan la doble moral del clan Zuccolillo, que por un lado pone en duda la legalidad del negocio y por otro se quedaba con decenas de millones de dólares gracias al acuerdo comercial con el Grupo Cartes. A esto se suma que también queda en evidencia el modus operandi de ese grupo empresarial, que utiliza sus medios para “conquistar” negocios que son de su agrado o ejercer presiones para mantenerlos.

Miguel Ángel “Micky” Zaldívar, director de la imprenta Mercurio, es esposo de Natalia Zuccolillo, directora del diario Abc Color.

La caída en los niveles de facturación registrada luego de más de una década de buenas relaciones comerciales con el Grupo Cartes despertó la ira del clan Zuccolillo. La presión para mantener el negocio se dio, entre otras cosas, debido a que entre el 2013 y el 2017 la imprenta de Abc Color facturó cerca de US$ 47 millones a Tabacalera del Este (Tabesa) por la confección de las cajetillas. Desde julio del 2017, por decisión del directorio, la empresa del Grupo Cartes disminuyó el volumen de trabajo con Mercurio SA y, coincidentemente, poco tiempo después comenzaron los ataques con publicaciones periodísticas desde el diario de la calle Yegros. A la par, los empleados del área comercial de la imprenta hacían lobby en la tabacalera por la recuperación de la cantidad de impresiones, que les generaba una facturación mensual aproximada de US$ 1 millón.

CAÍDA EN LA FACTURACIÓN

A raíz del acuerdo comercial entre el Grupo Zuccolillo y el Grupo Cartes, el volumen de facturación del primero fue aumentando debido a que prácticamente se encargó del 100% de las impresiones de las cajetillas, gruesas, marquillas y sellos de la tabacalera, lo que le generó millonarias ganancias, a tal punto que la imprenta de Abc Color, regenteada actualmente por Miguel Ángel “Miky” Zaldívar, esposo de Natalia Zuccolillo, directora periodística del diario Abc Color, llegó a facturar desde el 2003 hasta mediados del 2017 decenas de millones de dólares, constituyéndose en el segundo eslabón más importante en la cadena productiva de la industria del tabaco, teniendo en cuenta que Mercurio SA no solo opera para Tabesa, sino también para varias otras tabacaleras que se encuentran trabajando en la zona fronteriza del país.

Es por ello que la imprenta del clan Zuccolillo destaca en su portal digital que cuentan con una especialización en el sector tabacalero.

Estas son algunas de las facturas emitidas por Mercurio SA a nombre de Tabesa por impresión de cajetillas.

Pero el acuerdo comercial entre el Grupo Zuccolillo y el Grupo Cartes comenzó a deteriorarse cuando el directorio de Tabesa decidió disminuir el volumen de producción a Mercurio debido a problemas técnicos que afectaban a la calidad del producto. Es por ello que ese ritmo de facturación promedio de US$ 1 millón por mes, que generaba la imprenta del clan Zuccolillo con Tabesa, fue disminuyendo.

Coincidentemente desde que Mercurio SA sintió la disminución en su producción por parte de la tabacalera comenzó una campaña despiadada por parte del diario Abc Color en contra de la empresa del Grupo Cartes.

Según fuentes consultadas, mientras Abc Color atacaba en su portada y en sus páginas, simultáneamente, empleados del área comercial de Mercurio aguardaban en la fábrica con el fin de plantear aumentar nuevamente el volumen de producción de las cajetillas.

DOBLE MORAL DE LA EMPRESA

La empresa gráfica del Grupo Zuccolillo, Mercurio SA, se jacta en su página web de poner en práctica valores tales como la “ética”, en donde afirma que “nos comportamos de manera honesta y transparente en nuestras relaciones”. Sin embargo, con sus hechos, muestra una doble moral porque recurre al “apriete” desde su medio Abc Color para atacar de manera sistemática a quienes no se someten a sus intereses.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar