Durante su interven­ción ante el pleno de la Cámara de Sena­dores, el parlamentario Blas Llano, presentó el cuarto epi­sodio de la serie ficticia de “El Virrey”, que tiene como pro­tagonista al director del lado paraguayo de la Entidad Bina­cional Yacyretá (EBY), Nica­nor Duarte Frutos, quien llegó a comprar hasta ponchos en pleno enero, en época de calor, por un valor que ronda los G. 120 millones, según Llano.

El político liberal empezó su intervención recordando que desde hace varios días, el director de la EBY no entrega la totalidad de los documen­tos a la Contraloría, según denunció Gladys Fernández, encargada de control de gas­tos de la Contraloría General de la República (CGR), sobre el uso de los fondos sociales de la Binacional.

También enfatizó en que el propio contralor Camilo Bení­tez sostuvo que el equipo de Duarte Frutos no envió todos los documentos. Señaló que no tienen sustento los pagos enviados por la EBY. “Ningu­nea a la CGR y pretende bur­larse una vez más del Senado de la Nación”, dijo Llano.

El senador indicó que la EBY repartió G. 200.479 millones entre el 2019 y el 2020 a favor de ONGs, periodistas, corre­ligionarios y candidatos de la ANR; sin ningún tipo de con­trol. Luego continuó diciendo que Nicanor entregó un total de G. 13.415 millones de los fon­dos sociales de Yacyretá para periodistas, publicitarias ami­gas y medios de prensa aliados.

Asimismo, comentó que entre el 2019 y el 2020 Duarte repar­tió G. 7.178 millones a supuestas organizaciones sociales, diócesis, clubes, futbolistas, municipios y gobernaciones. “El festival de Ykua Bolaños llevó, por ejemplo, G. 50 millo­nes, una institución privada G. 608 millones y la diócesis G. 20 millones. Es una repar­tija de dinero absolutamente discrecional a organizaciones amigas”, sostuvo Llano.

El parlamentario también pre­guntó qué criterios usó Duarte Frutos para otorgar a una ins­titución u otra los recursos de la hidroeléctrica. Manifestó que el titular de la EBY tam­bién autorizó recursos fuera de la zona de influencia de la bina­cional, para el festival Ykua Salas de San Pedro y solo en el 2020 desembolsó sin nin­gún control G. 1.428 millones para supuestas capacitaciones de docentes en plena pandemia y una desconocida ONG llevó más de G. 222 millones.

Al cuarto episodio, Llano lo denomina “Plata je’u”. “¿A qué juega el Virrey? Ningunea a la Contraloría General de la República y pretende burlarse una vez más del Senado de la Nación. ¿Por qué lo hace?”, fue parte de la alocución en la que no escatimó adjetivos y compa­raciones para dar a entender la situación de la hidroeléctrica.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar