El doctor José Fusillo, presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología, indicó que es una locura utilizar las técnicas alternativas, como la ozonoterapia rectal, para el tratamiento de los pacientes con COVID-19.

El fallecimiento de pacientes con COVID-19 que fueron tratados en una clínica privada de Asunción con la ozonoterapia rectal generó de vuelta el debate sobre la eficacia o no de esta medicina alternativa, luego de que países como Perú y Cuba lo comenzaran a utilizar para el combate de la pandemia.

Lea más: Escritor francés Emmanuel Carrère gana el Princesa de Asturias

Al respecto fue consultado el neumólogo José Fusillo, quien indicó a la radio 650 AM que la ozonoterapia rectal no es un tratamiento médico propiamente. “Es una locura, no ha tenido ni siquiera ensayos clínicos que demuestren su utilidad. Empezó casi siendo una broma entre los doctores, sin embargo, después algunos países lo empezaron a implementar”, comentó.

Al parecer del entrevistado, la ozonoterapia puede incluso generar efectos laterales que pueden ser muy dañinos para el paciente, por lo que es sumamente peligroso insistir con terapéuticas que no tienen base científica.

“Los médicos (que apuestan por esta técnica) no tienen evidencia, creo más bien que hay un sustento y fundamento económico detrás, no es una práctica profesional ética, no conozco a quiénes hacen, pero habría que preguntarles a ellos. Desde el comienzo de la pandemia sacamos comunicados sobre las terapéuticas y el tiempo nos da la razón. Tanto cuestionan las vacunas siendo que tienen sendas evidencias de su eficacia, pero no se cuestiona a las terapéuticas”, cuestionó.

Lea más: Cultura pop: los personajes que tanto amamos y los zapatos deportivos que se merecen

Por otra parte, Fusillo comentó que la sobremedicación en momentos no justificados empeoran los cuadros clínicos de los pacientes y recordó que cada caso es diferente, por lo que no puede prescribir misma medicación a todos.

“La receta del COVID no es una receta de cocina que puede pasarse por WhatsApp, no es algo correcto, pero hay colegas que tienen la foto de su receta y pasan así”, criticó. Por otro lado, reconoció que lo ideal es bajar la franja etaria para vacunar contra el COVID-19, pero que faltan más vacunas para el efecto.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar