Desde la clandestinidad, el prófugo de la Justicia Roque Jacinto González (49), alias “Py Guasu”, comentó cómo fue su escape del calabozo y pidió garantías para entregarse, ya que asegura que la Policía está queriendo inculparlo por hechos que no cometió, alegando que tras salir de la cárcel reencauzó su vida.

El prófugo Roque Jacinto González (49), alias Py Guasu, habló en exclusiva con radio Ñanduti para solicitar garantías al ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, para entregarse y afrontar a la Justicia.

“Pido porque la Policía de San Lorenzo me estaba presionando para que diga cosas que no hice. También me extorsionaban por dinero. No me voy a callar más, mucho ya sufrí. Tenía que hacer esto (fugarse) para que escuchen mi reclamo”, agregó.

“Me quiero poner a disposición de la Justicia, pero quiero garantías. Quiero justicia. La fiscala de Itá sabe bien que soy inocente. Si me voy preso, estoy seguro que unos diez años estaré porque no tengo plata. La justicia es cara. Pongan e investiguen lo que supuestamente hice, si se comprueba, voy a pagar mi culpa. Tengo la forma de demostrar mi inocencia, solo quiero tener garantías. Me da rabia que me procesen por dos casos, uno de Itá y otro en Caacupé”, indicó.

“Py Guasu” argumentó que si es cierto que cometió el robo de G. 1500 millones el 11 de noviembre, por qué ya no lo detuvieron en ese entonces, ya que en todo este tiempo estuvo viviendo en la casa de su madre. “Siempre estuve en la casa de mi mamá en Asunción, haciendo mi tratamiento, de piedra en la vesícula, tenía que ir a cirugía”, dijo.

Respecto a cómo logró fugarse de la Brigada Central de la Policía, el entrevistado alegó que luego de unos días, uno de los presos supuestamente recibió la información desde Tacumbú de que los anteriores reclusos habían cortado el barrote, pero que por cuestiones ajenas no pudieron escaparse.

“La reja ya estaba cortada, fueron otros presos, pero no pudieron salir, yo no pensé dos veces para salir, no tenía dinero ni cómo seguir mi tratamiento. A los 5 días, uno de los muchachos se percató que ya estaba cortada. Le avisaron desde Tacumbú que ellos habían cortado, pero que no pudieron salir. No hubo ruido. Además, la guardia estaba lejos del calabozo”, dijo.

Roque González confirmó que tras salir de la pieza, subieron al techo, luego saltaron hacia la calle y allí cada uno tomó su respectivo camino. “Yo me fui caminando hasta una parada de taxi y me subí a uno. Me subí con un taxista”, contó.

Por otra parte, admitió que estuvo 8 años y 6 meses en prisión por un asalto perpetrado a un banco en el 2005, cuando logró alzarse con la suma de 1.700.000 dólares. Recordó que el comisario Gamarra lo detuvo en Foz de Yguazú, Brasil.

“Nada que ver, la Policía es la que dice eso, nunca usé armas, nunca disparé, nunca le maté a nadie. Ellos me dejan mal ante la sociedad”, respondió cuando se le consultó sobre el hecho de ser un peligroso criminal, muy buscado en nuestro país.

“No tengo ninguna banda como dice la Policía. Ningún socio o amigo que pueda decir que es de mi grupo. No tengo ningún vínculo con las personas que detuvieron en Luque, ni a Diego Sanabria le conozco. Los de mi grupo ya murieron hace tiempo, ya murieron ‘alias el Abuelo’ y Cristian Morales, solo yo quedo, y para los policías yo era el más valé”, agregó.

“Mi pasado ya es pasado, mucho ya sufrí en la cárcel y estoy arrepentido por lo que hice. Me replanteé en la cárcel, yo cambié, tengo hijos y tres nietas. Quiero disfrutar ya de mi vida, reclamo justicia”, puntualizó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar