Benjamín Benítez, el conocido parrillero de Asado Benítez, se encuentra internado aquejado de COVID-19. Lastimosamente, su esposa, Adela Villalba, falleció a causa de la enfermedad, según lo confirmó la familia.

El estado de Benjamín es un poco más favorable. En estos días se había dado a conocer que ambos estaban internados tras haber dado positivo al nuevo coronavirus. Además, ponían a conocimiento de sus clientes que se tomaron todas las medidas sanitarias para precautelar la salud de los mismos y de los funcionarios de la empresa.

El hijo de ambos, Osvaldo, confirmó a las radios Monumental y La Unión que anoche falleció su madre de COVID-19 y refirió que la misma padecía de diabetes, lupus y se operó hace tan solo dos años, por lo que estaba en el grupo de riesgo.

COMUNICADO.

Posted by Asado Benitez on Tuesday, November 17, 2020

Mirá también: Falleció esposa del dueño de Asado Benítez por COVID-19

“Estamos dolidos. La receta del mbeju y sopa era de ella”, recordó. “Mi papá está mejor, ayer con ayuda de los médicos le dimos la noticia, supo entender por la situación de mi madre (enfermedad de base). Yo como hijo mayor tuve que decirle. No queríamos que se entere por la prensa, quisimos nosotros decirle primero y está bien dentro de todo, pero con la impotencia de no poder acompañar a mi madre en su último momento”, contó.

El mismo mencionó que no podrán velar a su madre, por lo que desean hacer con la familia un acto similar a una ceremonia de acción de gracias. Por otra parte, el hombre agradeció el acompañamiento del personal de blanco y el apoyo recibido de parte de la ciudadanía. “Cada saludo que recibimos es como un abrazo virtual que sentimos en estos momentos muy difíciles”, puntualizó.

Leer también: Despedir a seres queridos tiene protocolo sanitario

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar