Por Jorge Zárate, jorge.zarate@gruponacion.com.py

Fotos; Gentileza de Brando Giesbretcht

Hace días tomó una foto increíble de la Estación Espacial Internacional cruzando una luna iridiscente. Tiene el corazón y sus lentes puestos en el fabuloso cielo de su Chaco natal, al que retrató como nadie gracias a su pasión por mirar estrellas y planetas. Especializado en tomas de la Vía Láctea, sus registros del “Mborevi Rape”, como lo conocían los guaraníes, son conmovedores. Eclipses, lunas rojas, conjunciones de planetas y efectos ópticos de las luces siderales construyen la plástica de este importante artista nacional. Aquí su diálogo con Gran Domingo.

-¿Como se te ocurrió la foto del pasaje de la Estación Espacial Internacional (EEI)?

-Antes que nada, quisiera dar un poco de información acerca de la Estación Espacial Internacional (EEI). La EEI tiene un tamaño de 73m de largo y 109m de ancho, y sobrevuela la tierra a una altura de unos 400 kms, con una velocidad de 27.600 km/h, y realiza 15,5 órbitas a la tierra por día. Aunque realiza muchas vueltas, las probabilidades de que pase frente al sol o la luna en cierta ubicación, son muy bajas y no muy frecuentes.

Capturar el paso de la Estación Espacial Internacional frente al sol o la luna es una pasión mía que comenzó en el 2019 cuando vi por primera vez una foto de un astrónomo francés, de la EEI pasando frente al sol.

Usando una página web que se llama transit-finder.com, pude saber en que momento la EEI iba a pasar frente al sol o luna en una determinada zona. En noviembre del 2019, hice mi primer intento, que, lastimosamente salió borroso. Pero no me dejé desanimar y realicé mi segundo intento el 30 de marzo del 2020, a pocos kilómetros de mi casa en Loma Plata y esta vez logré capturar con éxito la EEI pasando frente al sol. Después de eso he capturado el paso de la EEI en varias ocasiones.

Si recuerdo bien, la foto más reciente fue mi octavo intento. Esta vez sabía que la Luna iba a estar en perigeo (en su punto más cercano a la tierra), y que estaría visible la cápsula “Crew Dragon” de Spacex, en la punta de la EEI. Además, fue mi primera vez fotografiando la EEI frente a la luna llena.

Para hacer la foto utilicé un pequeño Telescopio Orion Apex 102 Maksutov-Cassegrain, con un lente duplicador focal, resultando en una distancia focal de 2600mm, acoplado a una cámara Sony A7III. El equipo estuvo fijado a una montura que compensa la rotación de la tierra.

CON TELESCOPIO

-¿Desde hace cuánto estás haciendo fotos con telescopio?

- El telescopio lo adquirí en agosto del 2019, después de haber fotografiado el eclipse solar total en Argentina. Hasta ese momento usaba un teleobjetivo para hacer mis fotos de la Luna y el Sol, pero quería algo con más aumento y más práctico para hacer mejores fotos de los astros. Como me dedico más a los paisajes nocturnos y fotos de la Vía Láctea, no veía la necesidad de tener un telescopio antes, pero me permitió realizar una variedad de fotos que nunca había hecho antes, cosa que me fascina.

-Te interesa investigar los cielos. ¿Hay espacios en el cielo nuestro, del sur que son especiales para la investigación, es decir, ir hacia un observatorio u otros planes tecnológicos?

- Para ser sincero, estoy más interesado en la parte artística de la astronomía. Pero sí, sería interesante poder contar con un telescopio o observatorio y equipamiento dedicado para realizar observaciones más científicas, y de un nivel mucho más avanzado. Lastimosamente esos equipos son bastante costosos y no cuento con los recursos para adquirirlos actualmente. Pero el Chaco paraguayo sería un lugar especial para un observatorio, debido a la escasa polución lumínica presente.

-Llegaste a dar talleres de astrofotografía, ¿cómo es la actualidad de la disciplina en el mundo y en el país?

-Sí, llegué a dar un taller de astrofotografía en el 2019, que me gustaría repetir en este año, pero no tengo planes concretos todavía. El taller fue una introducción a la astrofotografía donde los alumnos aprendieron a usar su cámara para hacer fotografías nocturnas, en especial fotos de la Vía Láctea, como también el posprocesado que requieren las fotos hechas.

En el mundo, especialmente en Europa y EEUU hay una gran oferta de cursos, talleres y congresos de astrofotografía. Lastimosamente acá en Paraguay, esta disciplina no está muy conocida y no hay muchas personas que la practiquen. Si hay personas interesadas en un curso, me pueden contactar en mi Instagram o Facebook y podemos coordinar una fecha. Estoy en Instagram como Brandon Giesbrecht (@brandongiesbrecht).

– ¿Cualquier otro tema que no te haya preguntado y me quieras contar?

– Nada más que agradecer por la oportunidad de mostrar y publicar mi trabajo, y espero poder llegar a muchas personas con mi arte. Siempre trato de mostrar lo bueno y hermoso que tenemos en Paraguay, y en especial en el Chaco. Yo creo que la especialidad del Chaco es su cielo a la noche, debido a que no hay ciudades grandes cerca, y se puede apreciar al cielo nocturno en su máximo esplendor.

PEQUEÑA BIO

Brandon Giesbrecht es un ingeniero electricista y fotógrafo de 28 años, oriundo de Lolita, un pequeño distrito perteneciente a la Cooperativa Chortitzer, en el Chaco Central. Se recibió de ingeniero en la FP-UNA, trabaja en la distribución de energía eléctrica de la Cooperativa Chortitzer y los fines de semana se dedica a la fotografía de eventos con su esposa, y a la astrofotografía en su tiempo libre. Su pasión por la astrofotografía comenzó en el año 2012 cuando se mudó a Asunción, y empezó a extrañar los paisajes y cielos del Chaco. En el 2013 compró su primera cámara profesional, y a partir de ese momento, su interés y pasión fueron creciendo con los años, aprendiendo cada vez más sobre la astrofotografía.

UN VIAJERO SOLITARIO

“El martes pasado recorrí 315 kms para captar el paso de la ISS frente a la Superluna 98,5% iluminada. El paso duró tan solo 0,63 segundos, y la ISS se encontraba a 453 kms de mi posición. En ese momento, había 11 astronautas a bordo de la ISS, orbitando la tierra a una velocidad de 27.000 km/h. En la punta de la ISS se observa también a la cápsula de la #crewdragon de #spacex”, posteó en sus redes Brandon Giesbrecht.

“Esta foto va dedicada al astronauta Michael Collins, quién falleció el miércoles pasado. Collins fue uno de los tres astronautas quienes llegaron a la Luna por primera vez con la Apollo 11, pero no pisó la Luna, sino que se quedó solo en el módulo de comando, orbitando a nuestro satélite, mientras que sus compañeros “Buzz” Aldrin y Neil Armstrong se convirtieron en los primeros hombres en pisar la Luna. Debido a eso fue llamado el hombre más solitario, ya que, cuando se encontraba detrás de la Luna, no tuvo comunicación ni con el centro de control en la Tierra, ni con los astronautas durante la mitad del tiempo, que en total fueron 22 horas que duró el alunizaje”, contó en la dedicatoria.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar