• POR LUIS IRALA

El fútbol tiene estas cosas, por eso es tan atrapante. Ame­liano era el dueño de la pri­mera etapa, sin embargo, en los últimos cinco minutos, Resistencia aplicó al rival dos mortíferos golpes y se fue al descanso con ventaja de 2 a 0.

En el primer acto, Ameliano fue el equipo que impresionó mejor, el que buscó con más insistencia el arco contra­rio, pero en el deporte rey no valen los merecimientos y sobre los 41 minutos sorpre­sivamente el cuadro chaca­riteño llegó al gol, un centro desde la izquierda fue pun­teado por el “Chino” Mar­tínez poniendo en ventaja a Resi.

El segundo de los celestes fue de “película”, Fernando Esco­bar recupera una pelota unos metros pasando el medio­campo y desde esa posición y viendo al arquero Chena ade­lantado despide un zapatazo para marcar el tanto.

Al inicio de la complemen­taria Ameliano anotó el des­cuento, apenas tres minutos y un desborde de Maíz ter­mina en centro que Alejan­dro Samudio remata frente al arco de Rhuan y se esperaba el aluvión de la V Azulada.

Sin embargo, Ameliano ya no tuvo la fuerza necesa­ria para cambiar la derrota. Desaprovechó dos opciones claras, una vez Oviedo y otra Sarquis. Después la defensa celeste se hizo fuerte e impe­netrable. Triunfo importante de Resistencia, para recupe­rar la confianza, mientras que Ameliano no puede despegar y se complica su permanencia en primera.

OTRA VEZ A JORGE CHENA

En la temporada 2015 Jorge Chena, en aquel entonces arquero del Sportivo Luqueño, había recibido un gol de mediacancha. Hace siete años, su verdugo fue William Mendieta, del Olimpia. Ocurrió en el estadio Manuel Ferreira. Mendieta, hoy en filas de Libertad, había marcado su primer gran gol de tantos con la casaca del Olimpia.

Dejanos tu comentario