En épocas pasadas, el sombrero ha sido una indumentaria complementaria, utilizado como protector y formaba parte de una exigente vestimenta de esos tiempos, por lo que tanto hombres como mujeres lo debían de llevar puesto.

Al parecer el proverbio que reza “En la moda todo vuelve” se cumple, ya que en diversos países, y principalmente en los que la moda es la industria más importante, el sombrero ha vuelto con todo, siendo parte infaltable del outfit actual.

Es noticia: El 21 de diciembre llega el “Espíritu de Navidad”

Teniendo en cuenta esto, la reconocida agente de imagen y etiqueta Achu Gighlione tomó la iniciativa de traer a nuestro país dicha tendencia al tiempo de volver a su viejo amor, las manualidades. Así inició su nuevo emprendimiento, al que bautizó como Les Chapeaux, que significa Los Sombreros, en francés.

Los sombreros bordados de esta manera vuelven a Paraguay. Una propuesta innovadora y distinguida, especial para los amantes del buen vestir. Una apuesta de la emprendedora, quien se encarga personalmente de bordar cada sombrero a mano, de forma artesanal y muy delicadamente para finalmente entregar un producto con finas terminaciones.

Cabe destacar que cada diseño es exclusivo, ya que es único e irrepetible; además de que también se pueden realizar pedidos con los detalles a gusto de cada cliente. Los sombreros son adornados con flores, plumas, encajes, brillos, entre muchos otros detalles, de acuerdo al atuendo o pedido del cliente, que también dependerá de la ocasión.

Para esta temporada, Achu recomienda los sombreros hechos de fibras naturales en tonos claros, ya que aportan frescura y hacen rebotar la luz del sol. Aunque también existen en varios tonos.

Hasta el momento la casa cuenta con varios modelos, entre ellos “los panameños”, los cuales pueden ser utilizados por hombres o mujeres, es decir son unisex, tienen el ala corta y se encuentran disponibles en blanco, negro y tostado.

La otra propuesta es un estilo un tanto romántico y es denominado “capelina”, que se deja ver con el ala más ancha al frente, ofreciendo mayor cobertura al rostro; mientras que en la parte de atrás se mantiene más angosto y la copa es bien redondeada viene en blanco y crudo.

Y, por último, se encuentran “los playeros” que, como lo dice su nombre, son ideales para la playa o la piscina, ya que tienen las alas bien extendidas, mucho más anchas, logrando cubrir inclusive la nuca, parte del hombro, que vienen en blanco y crudo.

Dentro de su amplia variedad en cuanto a detalles y colores, Les Chapeaux ofrece al público dos líneas de bordados: la primera, que es la más colorida, donde se ven mucho color e incluso los tonos fluor o neón, que se complementan a la perfección con flores y plumas.

Por el otro lado, se encuentra una cápsula más distinguida que incluye encajes, brillos, pero que de igual manera queda a criterio del cliente, es decir son ideales para bodas o acontecimientos sobrios.

Leé también: “Rodri Pig”, el actor nacional que hace reír con sus imitaciones

Para finalizar, la profesional dejó una recomendación para quienes deseen incluir en su outfit esta distinguida indumentaria. “El sombrero forma parte del outfit, por lo tanto la mujer no se lo saca en ningún momento. Sin embargo, el hombre sí lo hace por educación, en varias ocasiones, por ejemplo al entrar a una casa, al saludar o al ingresar a un espacio con techo”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar