Alevosas ofertas en clanes al igual que la familia Ferreira en Salud Pública. Hace días fueron adjudicadas de vuelta en el marco de una licitación de G. 13.955 millones que lleva la firma de la ministra Carla Bacigalupo.

A pesar de las denun­cias formuladas sobre la manipu­lación que realizaba una familia que se presentaba de forma conjunta con diferen­tes empresas y afectaba a lici­taciones del Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral (Sinafocal), el ente a cargo de Alfredo Mongelós y dependiente del Ministerio del Trabajo, Empleo y Segu­ridad Social (Mtess) decidió otorgarle un millonario con­trato a la familia Durand y a otro clan con el mismo modus operandi. La resolución de adjudicación está firmada por la ministra Carla Bacigalupo.

Resolución de adjudicación firmada por Carla Bacigalupo donde se le otorga el contrato a la empresa de los Durand.

La empresa ganadora por el lado de los Durand es Centro de Entrenamiento SA, una de las cuatro firmas asociadas a la familia liderada por Fátima Concepción Durand Samudio de Fretes, quien figura como representante legal de otras dos empresas que se presen­taron al llamado de G. 13.955 millones para capacitación laboral realizado por Sinafo­cal. Al igual que el clan Durand, otro clan de apellido Núñez consiguió ganar dos millona­rios contratos con la misma estrategia, postulaciones con empresas diferentes.

De acuerdo a la resolución de adjudicación que está firmada por la ministra Carla Baci­galupo, y a la que accedió este medio, la empresa Centro de Entrenamiento SA ganó el contrato por G. 582.996375 del llamado de G. 13.955 millones. Este proveedor, cuyo repre­sentante legal es actualmente Ricardo Landoni Di Tullio, es una de las tantas empresas que usaba la familia Durand para presentarse a las licitaciones de Sinafocal y cuyo último con­trato fue firmado por Alejandro Fretes Durand, hijo de Fátima.

Gerardo Núñez y Fulvia González de Núñez, la pareja que ganó G. 1.342 millones en licitación de Sinafocal.

Por otro lado, como se men­ciona anteriormente además de los Durand, existen otros clanes que replican este modus operandi de presentarse en forma conjunta con diferen­tes empresas y que al igual que el clan de Fátima, resultaron ganadores en la licitación de G. 13.955 millones. Este es el caso de las empresas Integración Sudamericana de Informá­tica, cuya representante legal es Fulvia González de Núñez, y Ideal Solución Integral, cuyo representante legal es Gerardo Darío Núñez, ambos represen­tantes son esposos.

Hay que resaltar que los dos fueron denunciados durante la realización del llamado ante la Dirección Nacional de Con­trataciones Públicas (DNCP), pero el ente hizo caso omiso a los cuestionamientos, argu­mentando que no podían intervenir ni expresar pare­cer alguno durante la etapa de evaluación de ofertas que toda­vía no acababa.

Tanto la firma Integración Sudamericana de Informá­tica como Ideal Solución Integral ganaron la mencio­nada licitación, la primera se hizo con el contrato de G. 785 millones y la segunda con G. 557 millones, totalizando G. 1.342 millones para la pareja. Igualmente, durante la reali­zación de esta evaluación se presentó una denuncia anó­nima ante la DNCP develando el modus operandi de la Sra. Fátima Durand y sus parien­tes, que vienen ganando licita­ciones del Sinafocal hace casi una década.

Parte de la resolución de adjudicación del llamado donde se observa a las empresas de los Núñez.

DIRECTOR SE DESDICE

El titular del Sinafocal, Alfredo Mongelós, había dicho que las empresas de la familia Durand contaban con varias irregula­ridades que imposibilitaban que sean adjudicadas en el lla­mado. “La empresa no cumplía luego con los requisitos bási­cos para poder presentarse, no es solamente que las empre­sas tenían vinculación, sino que no tenían la facturación necesaria, ni la cantidad de docentes, por lo que automá­ticamente ya fueron elimina­das estas empresas”, sostuvo en su momento. Sin embargo, se desdijo y terminó avalando la adjudicación en medio de maniobras entre clanes que, al estilo clan Ferreira en Salud Pública, llevan millones con firmas de distintos nombres pero de mismos dueños.

Finalmente, solo tres de las cuatro firmas que fue­ron denunciadas de vincula­ción fueron descartadas de la adjudicación. Cabe destacar que haciendo un simple cruce de datos este medio cons­tató la vinculación de la firma ganadora con la Sra. Fátima Durand, ya que el contrato de la última licitación de G. 762 millones que ganó el Centro de Entrenamiento SA en el 2019 está firmado por Alejandro Fretes Durand, hijo de la Sra. Fátima Durand.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar