Los fondos desviados de la organización iban a compras de cientos de hectáreas de propiedades en lugares privilegiados de nuestro país, un esquema en el que la empresa del ex director de Abc Color suena como el administrador del negocio.

El 3 de mayo del 2017, el actual presidente de la Confederación Sud­americana de Fútbol (Con­mebol), Alejandro Domín­guez, había publicado una solicitada en la que cuenta que el ex hombre fuerte del fútbol sudamericano, Nico­lás Leoz, puso en manos de su amigo íntimo Aldo Zuc­colillo sus inmuebles para que le administre y le genere ganancias. En el apartado 2 de la publicación indica “Administración de los inmuebles de Leoz, Inmo­biliaria del Este, propiedad de Aldo Zuccolillo”.

Aldo Zuccolillo.

En esta publicación, Domín­guez indica que la justicia de los Estados Unidos había pedido una colaboración a la Inmobiliaria del Este sobre un posible hecho de lavado de dinero por parte de Leoz. Sin embargo, la citada inmobilia­ria jamás respondió al pedido de colaboración.

Según la investigación fiscal que está aún abierta, la inge­niería del esquema se desa­rrolla de la siguiente manera: con el dinero de la Conmebol se compraron tierras, pero que se efectuaron a nom­bre de Nicolás Leoz, luego se desarrolló el fideicomiso a través de la Inmobiliaria del Este, propiedad de los Zucco­lillo. El siguiente paso con­siste en la venta de tierras a través de terceros y, final­mente, el círculo se cierra al depositar el producto de las ventas de las propiedades en las cuentas de Leoz.

Cientos de hectáreas se manejan en el listado. Habría “desarrollos inmobiliarios” en varias partes del país, principalmente en Cordillera y Central, la mayoría de ellos en lugares privilegiados. De hecho, los fiscales que inves­tigan el caso de lavado de dinero con recursos prove­nientes del fútbol hablaron de que aparecieron bienes tras otros en el proceso.

Las grandes fracciones y urbanizaciones promovidas por la mencionada inmobilia­ria podrían estar vinculadas al oscuro manejo de Leoz. Se sospecha que él mismo trans­firió propiedades al propio Aldo Zuccolillo. Una lista interesante de abogados y particulares a quienes Leoz habría transferido inmuebles son otros datos bajo la lupa.

Superintendencia se desentiende de la participación de bancos en caso Leoz

Hernán Colmán.

Tanto en Suiza como en Estados Unidos, los prota­gonistas del famoso caso FIFAGate fueron conde­nados en su mayoría por lavado de dinero y se vieron obligados a devolver parte del dinero que desviaron a sus cuentas, como por ejem­plo el ex titular de la Con­mebol (1986-2013) Nicolás Leoz, quien tuvo que entre­gar 53 millones de dólares a la entidad matriz del fút­bol sudamericano, 16 millo­nes de la moneda norteame­ricana fueron devueltos de bancos de Paraguay, inclu­yendo Atlas, propiedad de Aldo Zuccolillo, quien fuera amigo íntimo de Leoz.

Pese a que existen numerosas evidencias en torno a la par­ticipación de bancos de plaza en el esquema de lavado de dinero por parte de Leoz en el país, la entidad que debe­ría controlar el movimiento financiero de las institucio­nes, la Superintendencia de Bancos, en tres años de inves­tigación fiscal ni siquiera ha amonestado, mucho menos sancionado, multado o sus­pendido a los entes bancarios que se prestaron para el tur­bio negocio del ex jerarca del balompié sudamericano.

En junio del 2013, el Banco Central del Paraguay amo­nestó a tres bancos por fal­tas administrativas en un sumario sobre prevención de lavado de dinero.

En aquella oportunidad, la sanción provino de una investigación que data del 2011, tras una denuncia por lavado de dinero y evasión contra tres casas de cambios que operaban en Ciudad del Este. Cayeron sobre pre­suntas empresas fantasma que fueron creadas por las mencionadas entidades, abrieron cuentas en los tres bancos suspendidos y reme­saron 370 millones de dóla­res entre el 2010 y el 2011.

Pero en lo referente al desvío del dinero de la Conmebol, ninguno de los órganos con­tralores del sistema finan­ciero pudo determinar en tres años de investigación alguna sanción para los bancos que están bajo la lupa por lavado de dinero proveniente del fútbol sudamericano o, más bien, de quien fuera su pre­sidente por más de 25 años.

La Secretaría de Prevención del Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), a través de su director Carlos Arregui, manifestó que el principio de confidencialidad le imposibi­lita dar detalles con respecto a si hubo una investigación sobre lavado de activos en el caso Nicolás Leoz y algu­nos bancos de plaza. Esa situación le corresponde a la Superintendencia de Bancos, había manifestado Arregui.

Intentamos conseguir la ver­sión del superintendente de Bancos, Hernán Colmán, pero este se llamó a silencio.­

Dejanos tu comentario

17H

¿Qué acción debe tomar Salud para incentivar la vacunación de jóvenes entre 18 y 19 años?

Click para votar