• Por Eduardo “Pipó” Dios
  • COLUMNISTA

El tavysismo no es un mal solamente nacional, existe en todo el mundo y no es un tema racial, ni social, ni genético, es un... estilo de vida, pongámosle. Es tan peligroso como ser narco en Pedro Juan, gay en Irán o regalarle un pack de Pulp Naranja a Efraín.

El tavysismo mata, es la ignorancia militante, el orgullo de ser pelotudo, el creer que se tiene una especie de superioridad moral, basada en leer blogs apócrifos de internet, o audios anónimos, de algún médico guatemalteco en Whatsapp, que te permitió ver la luz antes que al resto de la masa enajenada, que tiene la loca idea, de preguntarle sobre medicina a un médico conocido, antes que a un científico místico de Wolfsburgo, que vive escondido en una cueva en la selva negra, perseguido por Billgeit, Roquefeler, el grupo Smirnoffais y la Chilindrina, pero que, oh milagro, consigue subir videos a Youtube, develando todo tipo de misterios y conspiraciones para acabar con la humanidad, y se cuelga el celu del chip en el brazo.

Estos enajenados mentales, desgraciadamente, se sienten con la sacra misión, de esparcir sus privilegiadas informaciones secretísimas, en los grupos de Whatsapp de la guardería de su pobre hijo, al que usan en manifestaciones antimascarillas o en su Facebook (propiedad del enemigo asesino de masas, como el Whatsapp, el Youtube, el Instagram, Tik tok y el Tinder, pero que justo ahí, es medio descuidado y deja que estos ángeles azules, nos abran los ojos, benditos sean ellos).

Gracias a estos reverendos hijos de mil putas, perdón por la licencia poética, tenemos que de 850.000 personas habilitadas para vacunarse al día de hoy, entre personal de blanco y ciudadanos de entre 60 a 100 o más años, se hayan vacunado menos de 400.000, de un total de 500 mil registrados, aproximadamente.

Las excusas, baratas e indignantes para aquellos que piden a gritos las vacunas, son variopintas, “quiero la espunisk”, “la astracinica mata”, “queda lejos”, “no tengo quien me lleve” o “el horario no me queda bien”.

A ver don o doña, aunque te ofendas, cosa que me resbala, sobre todo cuando veo que el 75/80% de los que se murieron, mueren y se van a morir en breve, tienen tu rango de edad, vacuna que te pongas, sea rusa, china, india, inglesa, brasileña o de Marte, va a evitar que te mueras ahogado en una terapia saturada de gente o en algún pasillo tirado esperando cama. O sea la vacuna no te va a matar, te puede dar dolor de cabeza un rato (no tanto como tu boleta de Ande todos los meses), un poco de fiebre, como la gripe que te da todos los años o algún dolor muscular, que a partir de los 60 (bah, 50) es cosa de todos los días.

Hacete un favor a vos, tu familia y al país y vacunate. Al idiota que te cuenta que “un amigo de su primo de la vecina se murió cuando le pusieron la astrasinovacfaiser”, pedile el nombre y el lugar y te garantizo que no tiene ni la más remota idea.

¿El Gobierno es una cagada?, ¿la salud pública es otra cagada?, ¿nos roban? Todas las respuestas son correctas, tan correctas como vacunarte cuando te toque. Dejate de joder y dejá de ser parte del tavysismo, que se mueran ellos, como decía Kokito.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar