“Duele decirlo, pero hay que decirlo”

Por Pablo Alfredo Herken Krauer

Analista de la economía

Email: pabloherken@yahoo.com

La economía paraguaya fue en el 2020 la que menos cayó en la región latinoamericana y caribeña –Informe Perspectivas Económicas Mundiales muy reciente del Banco Mundial (BM) con datos para 26 países– con un retroceso del -1,1% en línea con el 1% estimado por el Banco Central del Paraguay (BCP). Recordemos que en diciembre del 2019 el BCP proyectaba un crecimiento del 4,1% para el prometedor 2020. Por la pandemia, en abril corrigió sus cálculos a la luz del frenazo de la cuarentena (confinamiento) y proyectó una caída del -2,5%; que no fue suficiente, pues en julio hizo otra revisión ante el empeoramiento generalizado y calculó una caída aún mayor del -3,5%. Pero como a partir de julio la eonomía comenzó a moverse, el BCP nos entregó una nueva proyección de crecimiento para el 2020:

-1,5%. Y finalmente en diciembre centró sus dardos en una caída de solo el -1%. Y pensar que el Fondo Monetario Internacional (FMI) asumió como un hecho nuestro derrumbe en -5%, que en octubre en Washington redujo modestamente al -4% para posteriormente abrazar el -1,5%. ¿Por qué la nuestra fue la economía que menos cayó y que más rápidamente fue achicando los porcentajes superiores que en tiempos distintos se manejaron como medición de la marcha de la actividad económica? Veamos los tres factores clave; hay otros, pero sin la influencia decisiva.

  • El factor clave, principal, fundamental, decisivo, fue el campo, con un peso real del 50% en el caminar hacia el cierre del -1%. El campo nunca paró, aun con la pandemia y la cuarenta, nunca paró, nunca dejó de producir, para el mercado externo (excelente exportación) e interno (en estado natural y con procesamiento industrial). Y tenemos un campo muy productivo y diversificado, envidiable realmente. No tenemos un campo parásito. El campo, también llamado el sector primario, tuvo un crecimiento del 7,1%. Y dentro del mismo la agricultura saltó 9% mientras la ganadería avanzó 5%. Porcentajes de crecimiento todos positivos. El campo comenzó muy bien, levantando una cosecha 2019/2020 de soja de 10 millones de toneladas con un aumento del 17,5%; es decir, casi 1.500.000 toneladas más. Punto de partida crucial para terminar mucho mejor de lo esperado. En la temporada anterior, 2018/2019, por la sequía la cosecha de soja había caído 17,1%, perdiéndose 1.750.567 toneladas. Por el lado de las exportaciones registradas o genuinas nuestras –sin las reexportaciones– el 63% de las mismas tiene el sello del campo, origen propiamente agropecuario. La soja en grano tiene una participación del 26%, mientras el complejo sojero (granos, aceites y harinas) contribuye en el 39% en el total exportado.
  • El segundo factor clave fue el sector de la construcción (incluye obras públicas) que tampoco paró y la actividad continuó pese a las muchas restricciones. En un principio se estudió la posibilidad de desacelerar las obras públicas. Si el campo no para, ¿por qué tiene que hacerlo la construcción en general y la obra pública en particular? La construcción creció 9,8% en el 2020. La inversión en obras públicas del MOPC rondó los 890 millones de dólares, monto récord (US$ 663 millones en el 2019. El peso real del sector de construcciones fue del 20%.
  • El Gobierno hizo lo suyo en el 2020, positivo desde un punto de vista global, más allá de las críticas a gestiones no del todo buenas. Pero hizo lo suyo, no se puede negar, y fue el tercer factor para terminar mucho mejor de lo esperado. Con un peso real del 20%. Claro, tuvo 1.990 millones de dólares por la Ley de Emergencia como respaldo financiero para todo lo que hizo, que le permitió amortiguar el golpe de la caída por la pandemia, sostener los programas sociales ya vigentes e incorporar otros, con un paquete social de cerca de los 800 millones de dólares, sumado a la continuidad del funcionamiento de las instituciones gubernamentales. Terminamos mejor, aunque muchos paraguayos no lo valoren. Was gesagt werden muss, muss gesagt werden. Duele decirlo, pero hay que decirlo. DDPHQD.

Dejanos tu comentario

14H

¿Mario Abdo debería hacer más cambios en su Gabinete?

Click para votar